Publicado 24/02/2021 18:15CET

Gestamp perdió 71 millones en 2020 por el efecto negativo de la pandemia

Archivo - Recurso de Gestamp
Archivo - Recurso de Gestamp - GESTAMP - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fabricante español de componentes para vehículos Gestamp registró unas pérdidas netas de 71 millones de euros en 2020 a causa de la pandemia del coronavirus, en comparación con las ganancias de 212 millones de un año antes, según ha informado este miércoles la multinacional.

Gestamp explicó que la primera mitad de 2020 estuvo marcada por los efectos de la pandemia y por las medidas de emergencia adoptadas por la empresa para paliar sus efectos, mientras que en la segunda parte del ejercicio se centró en la implementación de la primera fase del plan de transformación, que incluye medidas de reducción de costes y de flexibilidad y que derivaron en "un aumento de los niveles de rentabilidad".

En el conjunto del año pasado, la compañía contabilizó una cifra de negocio de 7.456 millones de euros, lo que supone una disminución del 17,8% en la comparativa con los 9.065 millones de euros que ingresó en el año anterior.

Al cierre de 2020, la empresa contaba con una deuda neta de 2.058 millones de euros, un 11,6% menos respecto a 2019, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) disminuyó un 29,3%, hasta 757 millones de euros.

Ante estos resultados, el presidente ejecutivo de la empresa, Francisco Riberas, afirmó que, en un entorno de mercado "sin precedentes", la firma se movió "con rapidez" y demostró que su modelo de negocio es resiliente, al tiempo que preservó el balance y generó flujo de caja positivo.

"Gestamp seguirá creciendo con el foco en la generación de caja, aprovechando su capital invertido y las nuevas tecnologías, apoyando las necesidades de nuestros clientes en su camino hacia la electrificación", subrayó.

De cara a 2021, Gestamp prevé que sus ingresos superen en 1,5 puntos el crecimiento del mercado mundial de producción de automóviles, mientras que su margen de Ebitda será de más del 12% a finales de año, gracias a la ejecución del plan de transformación.

De cara al año próximo, la corporación trabaja con el objetivo de lograr un margen de Ebitda del 13% (10,2% en 2020), a lo que contribuirán los volúmenes de negocio similares a los contabilizados en 2019, así como los menores costes fijos, entre otros factores.

Para leer más