Víctimas exigen estabilidad política para confirmar el descenso de mortalidad en carretera

Publicado 05/09/2019 18:16:17CET
Accidente en Ibi
Accidente en IbiPOLICÍA LOCAL IBI

Alaban la gestión de Pere Navarro al frente de la DGT durante este último año, "más que aceptable" pese a la inestabilidad política

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico exigen un Gobierno cuanto antes para que haya estabilidad política y que así pueda confirmarse que hay un cambio de tendencia en siniestralidad vial.

Según datos de la DGT (provisionales y solo en vías interurbanas) presentados este jueves, este verano repite el mínimo histórico de 2014 en mortalidad vial, con 220 fallecidos, lo que supone un "cambio de tendencia", en palabras del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, tras los últimos años de aumento de las víctimas mortales.

Según indica en declaraciones a Europa Press el presidente de la Asociación DIA, Francisco Canes, aún es pronto para decir que España está ante un cambio de tendencia, ya que "tiene que pasar más tiempo" para que esto se confirme. "El descenso (del verano) no ha sido porque las políticas de la DGT hayan ido en la línea, estamos inoperantes", opina Canes en referencia a la situación política del último año.

De hecho, atribuye esta bajada de la mortalidad a un "misterio": "Invertir en Seguridad Vial se invierte poco, en una situación política inestable sin políticas a largo plazo, habrá que analizar por qué se ha producido". Si bien, aplaude la gestión de Pere Navarro al frente de la DGT, así como del ministro Marlaska, que es "más que aceptable con las limitaciones presupuestarias y la incertidumbre política" que hay.

Para Canes, la clave para continuar con el descenso en las cifras de mortalidad, está en aumentar la plantilla de la Guardia Civil de Tráfico, una mayor coordinación entre ayuntamientos con la DGT e Interior, una mejor formación de los conductores y más campañas.

Por su parte, la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, no se muestra "satisfecha" con los datos de este verano porque dice que no se puede estarlo mientras haya una sola víctima, aunque se muestra confiada en que, con el tiempo, la tendencia vuelva a ser a la baja.

Novella sí aprecia que se habla más de la Seguridad Vial en general, lo cual hace que "los conductores vayan con más preocupación", y parte de ello se lo atribuye a Pere Navarro: "Es una persona que se mueve muy bien mediáticamente, sabe estar en primera plana y mantener la seguridad vial en la palestra". Si bien pide que para que esto siga por el buen camino, la Seguridad Vial continúe siendo una "prioridad política" y que, mientras llega este ámbito al tema educacional, se debe hacer política de "castigo y opresión" con multas y sanciones.

Desde la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular (AESLEME), también se muestren prudentes a la hora de hablar ya de un cambio de tendencia: "Nos alegramos de ver que se han reducido las cifras este verano, pero nos gustaría que se afianzaran estos datos hacia una tendencia a la baja otra vez".

Su portavoz, Ana Carchenilla, asegura que el descenso experimentado en julio y agosto de este 2019 es debido a las medidas puestas en marcha por la DGT en vías convencionales, como por ejemplo la bajada de velocidad máxima de 100 a 90 km/h, o un mayor número de controles de alcoholemia y drogas. La entidad también apuesta por implantar el sistema 2+1 en convencionales, fomentar la inclusión de nuevas tecnologías en los vehículos y en promover la educación vial.

MOTORISTAS Y CICLISTAS

Pese al descenso de fallecidos este verano, han aumentado los muertos de usuarios de motocicleta y bicicleta.

El presidente de Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, considera necesario que haya "estabilidad" en el Gobierno para poder aprobar las medidas en las que trabaja actualmente la DGT en relación a las motos. "Hay que conseguir cambiar esta tendencia al alza y que vuelva a la baja", sostiene Reyes, que pide, para ello, volver a los niveles de inversión pre-crisis, sobre todo, en lo que respecta a conservación de carreteras, aunque también incide en una mayor formación, en concienciación, en campañas de "empatización" con el motorista y en una mayor coordinación entre todas las administraciones implicadas.

Aun así, aplaude la gestión del último año de Navarro en Tráfico: "Teniendo en cuenta la falta de estabilidad del Gobierno y las pocas herramientas que tiene en su mano y la incertidumbre de qué se puede aprobar, está haciendo lo que puede".

Más crítica se muestra la Plataforma Motera para la Seguridad Vial (PMSV), que advierte de que los motoristas muertos este verano son más que los que presenta la DGT. Además, la vicepresidenta de la plataforma, María José Alonso, critica que se hable de cambio de tendencia ("es de tener una osadía brutal", dice), cuando los datos son a 24 horas del accidente y, por tanto, "no definitivas".

Con respecto a que haya habido más muertos de motoristas, afirma: "No puede ser que bajen la velocidad, es una verdadera vergüenza el estado de las carreteras, los motoristas tenemos que tener un sentido especial para saber leer el asfalto". Aunque también apunta a una mejor "formación, aptitud y actitud" de los usuarios de moto y de los profesores de autoescuela para enseñar a conducir este vehículo de dos ruedas.

Mientras, los ciclistas, que también piden estabilidad política para que se apruebe el tan deseado Plan Estratégico Nacional de la Bicicleta. "Necesitamos que se les dé prioridad a las medidas de protección e impulso para el desarrollo del ciclismo en España", asegura la coordinadora general de ConBici, Laura Vergara.

La coordinadora general de esta confederación está de acuerdo con la DGT en que "la velocidad es el mayor riesgo en carretera" y en que la reducción de muertos del verano se debe a la reducción del límite de velocidad a 90 km/h, pero esto "no se refleja en ciclistas".

"Las cifras generales hablan de una tendencia a la baja, desde la DGT se pone muy en valor las medidas de control y penalización, pero para nosotros son medidas que no se nos aplica", lamenta Vergara, que menciona como medidas específicas para los ciclistas la ampliación de rutas ciclistas protegidas, y la aprobación del Plan.

REDUCIR LA VELOCIDAD EN CIUDAD

Finalmente, desde PONS Seguridad Vial aseguran que "ha vuelto la política de seguridad vial", lo que genera "debate" que, a su vez, genera "cambios de comportamientos" en los conductores.

Al igual que la DGT, la consultoría considera que el descenso histórico en carretera convencional es el "fruto" de la bajada del límite de velocidad a 90 km/h y, para que continúe la senda de descenso, habrá que "garantizar" que se cumpla.

También apuesta por reducir el límite de velocidad en ciudad para calles de un solo carril por sentido a 30 km/h para reducir la siniestralidad de los colectivos vulnerables, además de trazar una estrategia especial para motocicletas y controlar el uso del móvil al volante.

Contador

Para leer más