Casi 16.000 personas se beneficiaron el pasado año de la tarifa social del agua

Publicado 10/05/2019 15:25:01CET

MURCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno ha acordado en su reunión de este viernes, a propuesta de la Concejalía de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo, la aprobación del Convenio de Colaboración con la Empresa Municipal de Aguas y Saneamiento de Murcia S.A, cuyo objeto será la coordinación de esfuerzos entre ambas entidades para optimizar la aplicación de la tarifa social, destinada a clientes en situación de precariedad económica, asegurando la máxima eficacia y eficiencia de sus resultados.

En 2018, 4.485 familias, integradas por 15.914 personas, se beneficiaron de esta ayuda, que se destinan a los clientes de Emuasa que acrediten la necesidad de ayuda para el pago de sus recibos de agua, alcantarillado y conservación de contadores, según informan fuentes municipales.

Con la finalidad de dar cobertura al mayor número de familias, se establece una tarifa reducida para la prestación del servicio de suministro domiciliario de agua potable y alcantarillado, que cubre el abastecimiento mínimo domiciliario en función del número de personas que compongan la unidad familiar hasta un máximo de 110 litros por habitante y día, cantidad que supera la marcada por la OMS.

Para los casos de viviendas cedidas en los que intervengan una asociación, ONG, organismo sin ánimo de lucro o administración pública, estas tendrán que aportar copia del convenio o documento que regule dicha cesión, además de que la familia beneficiaria cumpla con la acreditación de servicios sociales.

TARIFAS DE CARÁCTER SOCIAL

Este convenio se complementa con las nuevas tarifas de carácter social aprobadas el mes pasado por el Ayuntamiento para consumo de agua y alcantarillado para familias en riesgo de exclusión, que se reducirán un 25%. Este porcentaje se aplicará igualmente a la tasa de basura, siempre que la suma de todos los ingresos de los miembros que habiten la vivienda no supere el SMI.

Respecto a la amortización de la deuda antigua -de más de seis meses- afectará a quienes accedan a tarifa social. Para la inferior a medio año se atenderá a las circunstancias de cada persona, pero nunca se ejecutará el corte del suministro ni se ejercerán acciones legales para recuperarla mientras dure la situación que da derecho a acceder a la tarifa social.

Por otra parte, según apuntan las mismas fuentes, también se podrán acoger a la tarifa reducida de viviendas con más de cuatro miembros las familias monoparentales o con algún miembro discapacitado que dispongan de título de familia numerosa a pesar de ser menos de cinco miembros.

Contador