Detenido el individuo acusado de prender fuego a naves industriales que obligó al desalojo del Rafael Méndez

Sucesos.-
GUARDIA CIVIL
Publicado 05/03/2019 14:34:09CET

MURCIA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido al representante de una sociedad mercantil, de 47 años, nacionalidad china y residente en Lorca, acusado de prender fuego a varias naves industriales en enero del pasado año, en el Polígono de La Torrecilla-Lorca. Se tardaron más de 20 horas en extinguir el fuego y hubo que desalojar varias viviendas y algunas estancias del hospital Rafael Méndez de Lorca.

La operación, desarrollada en colaboración con Equipo de Especialistas en Investigación de Incendios de la Benemérita desplazado desde Valencia, ha permitido esclarecer las causas del incendio que arrasó una nave industrial.

Una segunda persona, propietaria de la nave industrial siniestrada, ha sido investigada por la presunta autoría de delito de falsificación de documento mercantil y por su presunta participación en el incendio.

Los hechos se produjeron en la madrugada del 28 de enero de 2018, cuando una nave dedicada al almacenaje de productos de bazar importados de China, en el polígono La Torrecilla de Lorca, se incendió.
Las labores de extinción se prolongaron durante más de 20 horas

Al lugar acudieron numerosas dotaciones de bomberos de distintos parques de la Región, patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como servicios sanitarios.

Debido a la magnitud del incendio, varios vecinos de viviendas colindantes tuvieron que ser evacuados, el acceso al cementerio de la localidad tuvo que ser cerrado e incluso se tuvieron que desalojar algunas estancias del hospital Rafael Méndez de Lorca.

A continuación, la Guardia Civil inició la investigación del siniestro con la presencia del Equipo de Especialistas en Investigación de Incendios, desplazado desde Valencia, y de guías caninos de la Dirección General del Cuerpo, apoyados desde el aire por el Servicio Aéreo de la Guardia Civil de Murcia.

Tras varios meses de trabajo, la Benemérita obtuvo numerosos indicios, como los detectados por los canes especialistas en estos siniestros, que localizaron numerosos productos acelerantes (pastillas de queroseno y gasolina) distribuidos estratégicamente en distintos puntos de las naves.

Esta inspección técnico ocular permitió constatar la existencia de varios focos de iniciación del fuego, lo que también fue corroborado con la toma de imágenes aéreas, por lo que se determinó que el incendio había sido intencionado.

Mientras, los especialistas en Policía Judicial de la Guardia Civil de Águilas continuaban con la identificación de posibles testigos y personas relacionadas con la propiedad siniestrada, así como con la revisión de los sistemas de seguridad de las instalaciones y el análisis de los informes periciales de las compañías aseguradoras.

La información recopilada centró las sospechas en la propia familia de origen chino que gestionaba la empresa, así como en el propietario de las naves, todos ellos principales beneficiarios de las pólizas de seguro contratadas a través de distintas compañías, a las que reclamaban alrededor de cinco millones de euros.

Paralelamente, la Guardia Civil solicitó de la Agencia Tributaria un informe sobre la situación fiscal y las circunstancias económicas de la empresa perjudicada, lo que permitió averiguar que la sociedad mercantil, creada por la familia de origen chino, no sólo presentaba unas pérdidas de más de 600.000 euros, sino que, además, acumulaba una deuda con la hacienda pública que rondaba los 400.000 euros.

La investigación desarrollada en torno al propietario de los inmuebles incendiados -español, de 55 años y vecino de Lorca- permitió averiguar que también aparecía como beneficiario en las pólizas de seguro.

Al parecer, había falsificado a su favor varios puntos de los contratos de arrendamiento presentados a las compañías aseguradoras, en los que se atribuía una serie de derechos frente a la empresa arrendataria, a la vez que aumentaba el valor de los efectos asegurados con la supuesta intención de estafar a la compañía aseguradora.

Recientemente, una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha detenido al representante de la sociedad arrendataria de las naves como presunto autor de los delitos de incendio con peligro para la vida de las personas, incendio en bienes propios con ánimo de defraudar y de delito fiscal contra la Hacienda Pública.

Al propietario y arrendador de los inmuebles incendiados le han sido instruidas diligencias por delito de falsificación de documento mercantil y por su presunta participación en el incendio intencionado.

Los arrestados y las diligencias policiales e informes técnicos han sido entregados en el Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca (Murcia).

Contador

Para leer más