Detenidos cinco integrantes de un grupo especializado en atracos con armas a comercios de la Región

Agentes Policía N. Y Guardia Civil sujetando armas
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2019 13:02:08CET

Los detenidos, de entre 22 y 43 años y con lazos familiares entre algunos de ellos, presuntos autores de 38 hechos delictivos

MURCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil de Murcia, en el marco de la operación 'TABASILLAS-DISGAS', han desarrollado una investigación que ha permitido la desarticulación de un peligroso grupo criminal dedicado al robo con violencia, con el empleo de armas blancas y de fuego, en establecimientos comerciales de la Región.

Hasta el momento, cinco personas, cuatro varones y una mujer, con edades comprendidas entre los 22 y 43 años, españoles, algunos con lazos familiares, y con un extenso historial delictivo, han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de robo con violencia e intimidación (13), robo con fuerza (3), sustracción de vehículo (22), tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal.

En los registros practicados en dos viviendas de Alcantarilla y Aljucer, se ha incautado un arma de fuego, 521 cartuchos, varias armas blancas, un vehículo y una motocicleta que se encontraba sustraída, así como pasamontañas, guantes y vestuario utilizado en la comisión de los robos

La investigación se inició el pasado mes de diciembre, cuando la Guardia Civil y la Policía Nacional investigaban la comisión de varios robos con violencia e intimidación cometidos en establecimientos comerciales de la Región.

Los asaltantes empleaban vehículos robados y, después de atracar estaciones de servicio, salones recreativos y otros comercios, se deshacían de ellos prendiéndoles fuego.

Ante las coincidencias en el 'modus operandi' empleado, ambos Cuerpos policiales, a través de los correspondientes órganos de coordinación del Ministerio del Interior, acordaron establecer una investigación conjunta.

Desde ese momento, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en una serie de dispositivos mixtos, organizaron la búsqueda y obtención de indicios en torno a los hechos investigados, lo que permitió identificar a varios individuos.

Estos servicios conjuntos resultaron positivos cuando, a media tarde del pasado lunes, día 14, una de estas patrullas detectó la presencia de un vehículo que no constaba a titularidad de ninguno de los objetivos de la investigación, ocupado por tres individuos, mientras huía después de cometer un robo con violencia e intimidación en una estación de servicio sita en Ronda Sur en Murcia, encapuchados y esgrimiendo armas blancas de grandes dimensiones

De inmediato intentaron interceptarlo mientras los sospechosos, al verse acorralados, embistieron contra el vehículo policial e iniciaron una peligrosa huida. Uno de los ocupantes resultó detenido cuando se apeó del coche e inició su fuga a pie, llegando a forcejear con los agentes, uno de los cuales resultó con lesiones leves.

Horas más tarde, los agentes localizaron el vehículo empleado en el atraco en una localidad cercana al domicilio de uno de los sospechosos y detuvieron a las dos personas huidas. Pocos días después, esta primera fase de la operación culminó con la detención de otros dos miembros de la banda y que completan las cinco personas detenidas hasta el momento en una investigación que sigue abierta.

El turismo había sido sustraído en Murcia, y fruto de la presión policial no pudo ser calcinado, método habitualmente empleado por el grupo criminal para eliminar pruebas y vestigios que pudieran incriminarlos.

Recientemente, en un amplio dispositivo policial formado por cerca de 40 de policías y guardias civiles, se ha llevado a cabo el registro en los domicilios de los sospechosos, sitos en Alcantarilla y Aljucer.

GRUPO CRIMINAL ORGANIZADO

Se trata de un peligroso grupo criminal, asentado entre Alcantarilla y Aljucer, especializado en atracos a establecimientos comerciales -estaciones de servicio, salones recreativos y supermercados- que organizaba sus acciones delictivas de forma selectiva.

Antes de cometer los robos sustraían vehículos (turismos y furgonetas) que, más tarde, eran utilizados para desplazarse hasta sus objetivos y cometer los robos. Después, en zonas poco transitadas, los abandonaban no sin antes prenderles fuego para que no se pudieran obtener pruebas incriminatorias.

El empleo de distintos vehículos les servía para distraer la investigación policial. De esta forma evitaban que un mismo automóvil se viera relacionado con todos los atracos perpetrados.

El grupo empleaba armas blancas, pero en la última fecha, "habían dado un salto peligroso, de ahí la alarma social creada, porque empleaban armas de fuego", según han detallado en rueda de prensa el Inspector Jefe Marcos Castro, Jefe de Sección de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional junto al teniente Marcos Sánchez del Equipo de Delitos contra el Patrimonio de la UOPJ de la Guardia Civil.

Hasta el momento, la Operación TABASILLAS-DISGAS ha culminado con el esclarecimiento de 10 delitos de robo con violencia e intimidación cometidos desde el pasado mes de octubre en estaciones de servicio de las pedanías murcianas de Cañada Hermosa, El Palmar, Sangonera la Seca, y en los municipios Murcia, Puerto Lumbreras y Alhama de Murcia.

Además, se han esclarecido otros dos atracos, ambos perpetrados el mismo día en supermercados de las pedanías murcianas de Sangonera la Seca y Aljucer, así como en un salón de apuestas de Murcia, donde emplearon una escopeta de cañones recortados.

Los detenidos, los efectos y armas incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Murcia quien ha ordenado el secreto del sumario.

De momento, no se ha podido determinar ningún hecho fuera de la Región, aunque no se descarta, tampoco nuevas detenciones. La investigación continúa abierta.