Gobierno murciano: "el Tajo-Segura es la infraestructura más eficiente de España contra el cambio climático"

Noelia Arroyo, señala la cuenca del Segura en el mapa
EUROPA PRESS
Publicado 24/10/2018 13:01:57CET

El Gobierno murciano expresa su oposición al dictamen de PSOE y Podemos que "supone el cierre del Tajo-Segura"

MURCIA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno murciano, Noelia Arroyo, ha defendido que el trasvase Tajo-Segura es "la infraestructura más eficiente de España para luchar contra el cambio climático" y ha expresado su "más enérgica oposición" al dictamen de PSOE y de Podemos que propone "redimensionar" el acueducto pero que "realmente" supone el "cierre" del mismo.

Así lo ha hecho saber la portavoz del Ejecutivo regional, Noelia Arroyo, en referencia al documento de PSOE y Podemos que "niega la existencia de cuencas deficitarias", que se va a votar este miércoles en Congreso de los Diputados y que serviría de base para la nueva Ley de Cambio Climático que está elaborando el Gobierno de España.

"Ni este Gobierno ni sus agricultores va a permitir el cierre del trasvase Tajo-Segura y, menos aún, por criterios presuntamente ecológicos", ha subrayado Arroyo, quien ha enfatizado que el trasvase Tajo-Segura "es la infraestructura más eficaz que hay en España, precisamente, para luchar contra el cambio climático y para evitar la desertificación, tal y como se ha demostrado".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Arroyo ha recordado que el trasvase abastece a dos millones y medio de personas, no solo en la Región de Murcia, ya que esta infraestructura también abastece a los habitantes y agricultores que trabajan en el sur de Alicante y en el este de Almería.

De otro modo, ha advertido que todos estos agricultores y territorios "no tendríamos agua para vivir", ya que la cuenca del Segura "es precisamente en la que menos llueve de toda Europa", tal y como ha destacado la portavoz.

El Consejo de Gobierno ha podido comprobar precisamente esta situación este miércoles con un mapa de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) donde vienen "perfectamente reflejadas" las precipitaciones de toda Europa.

Arroyo ha exhibido a los medios de comunicación este mapa que demuestra que "la Región de Murcia es, con diferencia, el territorio donde menos llueve de toda Europa". De hecho, la Región es el único territorio que aparece sombreado en rojo, tal y como ha mostrado la portavoz.

Y es que la cuenca del Segura, con 365 milímetros de lluvia al año, "es la de menor pluviometría de toda Europa continental". Sin embargo, "gracias al aprovechamiento, a la depuración, a la reutilización y a los sistemas de modernización, nos hemos podido permitir mantener un sector agrícola que ha demostrado ser altamente productivo", ha subrayado.

Además, Arroyo ha indicado que los habitantes de la Región de Murcia "vivimos con una disponibilidad natural de solo 400 metros cúbicos por habitante y año, cuando internacionalmente se considera la cifra de mil metros cúbicos como la necesaria para un adecuado desarrollo territorial".

"Con esta realidad y con estos datos, que no nos den lecciones de eficiencia, ni de ecología, ni de eficiencia ni de reutilización y buen uso hídrico en la Región de Murcia", ha aseverado la portavoz del Gobierno murciano.

En este sentido, ha recordado que el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, se va a reunir el próximo 28 de noviembre con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a la que va a trasladar que "el trasvase es vital para dos millones y medio de personas y que, de otro modo, no podrían vivir en la Región y en las zonas vecinas".

"Se trata de un atentado contra la Región en materia hídrica, porque se está cuestionando gravemente nuestro futuro y el del sector hortofrutícola, que supone el 20 por ciento de las exportaciones de fruta, verduras y hortalizas de toda España", tal y como ha aseverado Arroyo.

Para el Gobierno regional, el trasvase Tajo-Segura "es una infraestructura imprescindible, la más importante de España y no vamos a tolerar a que nos condenen a abandonar nuestros cultivos y a abandonar nuestra forma de vida, y mucho menos nuestra tierra", ha concluido.