Homenaje póstumo al cronista y hombre del renacimiento Pedro Soler, que tendrá un banco en Verónicas con su nombre

Publicado 08/04/2019 12:38:47CET
Homenaje póstumo al periodista Pedro Soler
EUROPA PRESS

MURCIA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Familiares, amigos, autoridades y miembros de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Verónicas han realizado un homenaje póstumo al que fuera cronista, periodista y comisario de exposiciones Pedro Soler, recientemente fallecido y que desde hoy su nombre, grabado en una placa, lucirá en la Plaza Verónicas de la capital murciana, justo en el banco donde se sentaba y veía a Murcia "pasar".

"Cercano y afable", como ha rememorado su hija, la también periodista María Soler, quien ha agradecido, en nombre de la familia, este "sencillo" homenaje que le han hecho a su padre, y ha querido dar las gracias a todos "por soportarlo y quererlo".

Un emotivo acto que ha concluido entonando todos el 'cumpleaños feliz' porque, como ha recordado María Soler, hoy cumpliría años: "Felicidades papá".

Pedro Soler, como han recordado todos, venía cada mañana a esta Plaza de Murcia para "comprar o simplemente para estar"; una plaza que le define, según su hija, "porque era como él: cercano, sencillo y afable".

Su amigo Ramón Moñino también ha aplaudido este "pequeño homenaje" a quien durante más de dos décadas se sentaba en este banco. "Un merecido homenaje y aunque estas cosas no le gustaban estoy orgulloso de que haya dejado huella en este mercado, porque todos tomaban como referencia este puesto", ha comentado.

El director general de La Verdad, diario donde Pedro Soler trabajó y en el que aún colaboraba a pesar de estar jubilado, Antonio González, ha rememorado también la primera visita que le hizo Pedro Soler tras su nombramiento y ha reconocido que "dejó huella por su faceta humana y de periodista y cronista, vivía la profesión, que es vocación". Y es que, asegura, "para ser periodista hay que ser buena persona y Pedro Soler lo era".

El alcalde de Murcia, José Ballesta, acompañado también de los miembros de la Corporación municipal, ha definido a Pedro Soler como "un grande en todos los sentidos de la palabra, un humanista, un hombre del renacimiento que hizo muchas cosas y todo lo hizo bien".

Autor de varios libros, cronista oficial de la ciudad de Murcia, comisario de exposiciones, "no era un buen hombre, sino un hombre bueno, que es algo distinto, de lágrima fácil, una persona que hacía que siempre te sintieras bien y que con su ironía te desarmaba, un gran murciano que amaba las cosas de esta tierra y que se pasaba horas recorriendo la historia de Murcia".