Los hoteles de la Costa Cálida llegan al 80% de ocupación en julio

Publicado 15/08/2019 10:31:19CET
El Moneo, Plaza Belluga, paseantes, turistas
El Moneo, Plaza Belluga, paseantes, turistas - EUROPA PRESS - Archivo

Todas las zonas del litoral murciano registraron aumentos en sus niveles de ocupación

MURCIA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Costa Cálida saldó el mes de julio con un 80 por ciento de ocupación en sus hoteles, un punto más que la registrada el mismo mes del año anterior.

Así se desprende del sondeo realizado por el Instituto de Turismo a partir de una muestra que ha incluido 40 establecimientos de toda la Región, los cuales confirman que en este período ocho de cada diez camas fueron contratadas.

El informe confirma subidas para todas las zonas del litoral murciano. En concreto, el Mar Menor, Águilas y Mazarrón aumentan sus niveles de ocupación 2 puntos respectivamente, pasando del 80, el 82 y el 79 por ciento de 2018, al 82, el 84 y el 81 por ciento en julio de este año.

Además, la ocupación en los hoteles de la Manga del Mar Menor también crece un punto, aumentando del 77 al 78 por ciento.

En cuanto a las ciudades, el mismo sondeo indica que los establecimientos hoteleros llegaron al 60 por ciento de ocupación durante este mes y que los balnearios rondaron el 73 por ciento.

Se confirma, de este modo, que la Región está resistiendo hasta el momento los efectos de una coyuntura incierta, marcada por el Brexit y la recuperación de los destinos competidores internacionales, cuyo efecto repercute también a la distribución de los flujos del turismo nacional, según fuentes de la Comunidad consultadas por Europa Press.

De esta manera, incluso con la apertura de nuevos hoteles en los últimos meses (el último, Nielson Mar Menor Beach Club) y la consecuente adhesión de más camas al banco regional, el destino ha conseguido alcanzar sus mejores marcas de ocupación tanto en junio como en julio.

BUEN ARRANQUE DE LA CAMPAÑA DE VERANO

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, INE, para el mes de junio la campaña de verano en la Región comenzaba con registros récord tanto en viajeros como en pernoctaciones, con tasas de crecimiento que multiplicaron por dos los datos nacionales: 10,2 por ciento frente al 4,6 por ciento para los viajeros y 5,4 por ciento frente al 2,6 por ciento para las pernoctaciones.

Este 10,2 por ciento de crecimiento interanual situó a la Región, junto a Castilla y León (+10,4 por ciento), como la comunidad en el que mayor fue el crecimiento relativo del volumen de viajeros en establecimientos hoteleros a nivel nacional.