Publicado 26/11/2020 14:22CET

López Miras desmiente que las comunidades gobernadas por el PP estén de acuerdo con la "armonización fiscal"

MURCIA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, ha desmentido que las comunidades gobernadas por el PP estén de acuerdo con la "armonización fiscal". En cualquier caso, cree que "si apostamos por una armonización fiscal debe ser a la baja, nunca al alza".

"Los presidentes autonómicos del PP hablamos con frecuencia y también con el presidente del PP, Pablo Casado, y nuestra postura es clara y es la de siempre: la bajada de impuestos, porque así se estimula la economía y se atraen inversiones", ha afirmado López Miras.

En una entrevista concedida a Tele 5 y recogida por Europa Press, López Miras ha recordado que la Región es una de las comunidades que más impuestos bajan, aunque ha reconocido que, al final, Madrid "es el motor económico de España".

Por ejemplo, ha recordado que el Gobierno murciano eliminó hace tres años el impuesto de Sucesiones y Donaciones, permitiendo que los murcianos ahorren hasta mil millones de euros pro este concepto. "Estamos reduciendo el IRPF y este año tenemos una nueva bajada", según López Miras.

Asimismo, ha considerado un "sinsentido" que algunas comunidades usen su influencia para "atacar a otras comunidades". Y ha lamentado que, "por desgracia", los secesionistas catalanes "tienen bastante influencia en el Gobierno de Pedro Sánchez", aunque no sabe "cómo habrá sentado todo esto en el País Vacso y Navarra".

RESTRICCIONES POR EL COVID

Al ser preguntado por el Comité Interterritorial celebrado este miércoles, López Miras ha lamentado que "no hubo acuerdo, precisamente, porque el Gobierno central no tenía ningún interés en que hubiera acuerdo".

Y es que, añade, "cuando alguien tiene un interés real en que haya un acuerdo, se sienta primero y expone sus propuestas e intenta alcanzar ese acuerdo, no lo dice en rueda de prensa, no lo anuncia sin contar con aquellos que tienen que aplicar las medidas como ha pasado durante toda la pandemia y luego intenta alcanzar ese acuerdo".

Además, el presidente de Gobierno murciano ha recordado que tres semanas en mitad de esta pandemia "es una eternidad" y, para poder decidir y llegar a un acuerdo sobre las medidas a aplicar en Navidad, cree que "tenemos que saber de una forma más aproximada cuañ va a ser la situación epidemiológica de las navidades".

A su juicio, se trata de una "estrategia política más para distraer el debate principal, que es el de que se está coartando la libertad de las familias en el ámbito educativo, que se está supeditando el interés general de todos los españoles a partidos como Bildu o ERC; y esto es un globo sonda más de Pedro Sánchez para distraernos y hablar de cuestiones que no se pueden decidir hasta dentro de tres semanas y que el propio ministro ha dicho que la decidirá cada comunidad en función de su situación epidemiológica".

López Miras ha recordado que, en esta segunda oleada, el Gobierno central "ha delegado la pandemia en las comunidades, porque se ha desentendido totalmente, se ha lavado las manos y no ha tomado ninguna decisión". Por ello, las comunidades han tenido que decidir "las medidas, el plan de desescalada, nuestras restricciones o cuando autorizábamos el uso de mascarilla o no".

El presidente murciano ha lamentado que haya 17 respuestas frente a un virus que "está amenazando al mundo entero y que no entiende de fronteras" porque es "ineficaz". A su juicio, "no puede haber 17 toques de queda diferentes, 17 navidades diferentes o 17 inicios de curso diferentes; somos el único país de nuestro entorno que está haciendo esto y no es eficaz para frenar al virus".

Ha considerado que lo "deseable" es que "se ejerciese un liderazgo y cogobernanza real desde el Gobierno de España". Cuando eso se "rompe" y hay 17 respuestas diferentes, cada presidente de comunidad "decide lo que le parezca mejor en base a lo que le recomiendan sus expertos sanitarios".

Ha coincidido con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, cuando decía que "no puede ser que no sepamos nada de Pedro Sánchez desde mediados de octubre y que el domingo salga en rueda de prensa para anunciar un plan de vacunación que vamos a tener que poner en marcha las comunidades con los recursos en infraestructuras y humanos que van a tener que poner las autonomías".

Ha reconocido que el ministro de Sanidad informó este miércoles del plan para adquirir las vacunas pero "poco más" porque "ahora hay que reorganizar los sistemas públicos de salud de las autonomías". Ha señalado que en la Región ya se han adquirido dos millones de jeringuillas, "porque somos 1,5 millones de habitantes", pero advierte que quedan por saber "las fechas concretas para la llegada de la vacuna, cuáles se va a repartir y en qué cantidad".

"Si quieren empezar en enero, ya vamos tarde, como en tantas otras cosas de esta pandemia", ha lamentado López Miras, quien señala que la Región pide "criterios comunes para toda España, en cuanto a número de espacios, de ocupación hospitalaria y evolución de la pandmeia".

"Esto es lo que hemos hecho en la Región, donde hemos establecido un baremo con criterios exclusivamente sanitarios y del servicio de epidemiología y salud pública en el que cada municipio se adapta: si aumentan los contagios en una determinada cantidad aumentan las restricciones, y si disminuyen se flexibilizan". Ha destacado que es un criterio común que conoce "toda la sociedad", mientras que a nivel nacional "no tenemos eso".

Ha recordado que en las tres últimas semanas, desde que se tomaron "medidas muy difíciles", se han reducido los contagios un 50%, de forma que ya hay más altas hospitalarias que ingresos y más personas cuadas cada semana que contagios. "Si seguimos esta tendencia y evoluciona favorablemente para mediados de diciembre,, después del sufrimiento de tantas personas, podríamos intentar flexibilizar los días más señalados de Navidad algunas de estas medidas".

Se ha referido, en concreto, a la posibilidad de ampliar el toque de queda, el número máximo de personas en una reunión o el cierre perimetral para favorecer que las personas puedan estar con sus seres queridos, al menos, en los días más destacados de la Navidad.

Para leer más