El municipio concluirá el 2017 con cerca de 500.000 turistas recibidos, el 20% de ellos extranjeros

El alcalde de Murcia y su Equipo de Gobierno, posan en el Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Actualizado 29/12/2017 14:51:04 CET

Ballesta espera que los Presupuestos se aprueben "antes que en 2017", en el que "ha sido bastante complicado"

MURCIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Murcia, José Ballesta, ha hecho un balance del año 2017 y ha valorado positivamente el proyecto de "gran ciudad" que impulsa su Equipo de Gobierno y que, incluso, trasciende las fronteras del municipio, como demuestra el hecho de que la población foránea que visita la ciudad es "impresionante".

Por ejemplo, Ballesta ha recordado que su Equipo de Gobierno se fijó 500.000 turistas al año como objetivo para el final de legislatura, pero cree que "es posible que acabemos ya este año muy cerca de esa cifra". Además, ha señalado que Murcia va a superar por primera vez en su historia el objetivo de 700.000 pernoctaciones en un año.

Todo ello, con unos incrementos "exponenciales", según Ballesta, quien señala que estos datos reflejan que el proyecto "está empezando a traspasar nuestras fronteras y que es mucha la gente que viene a la ciudad". Por ejemplo, ha indicado que, por primera vez, el 20 por ciento de los turistas que han visitado Murcia van a ser extranjeros.

Ballesta ha hecho estas declaraciones en un contacto con los medios de comunicación tras ofrecer a los periodistas un desayuno distendido en su despacho.

En este sentido, el alcalde ha valorado que ha sido un año "vertiginoso" en muchos aspectos por los acontecimientos que "se han ido sucediendo" ya que "hemos tenido que solventar diversas crisis". Ha recordado que el año comenzó con un periodo de fuertes lluvias e inundaciones que se tuvo que gestionar, y se registró un conflicto cuando la ciudad fue rodeada por los tractores de los agricultores.

Asimismo, ha recordado la crisis con el ficus de Santo Domingo y los momentos difíciles que "pasamos cuando no sabíamos si había gente debajo de las ramas que se desprendieron", un suceso que se repitió en otros lugares de la ciudad. De la misma forma, ha recordado "momentos complicados para gestionar" como las manifestaciones que se han producido en relación con el "problema" en las vías del tren.

Junto a todo esto, ballesta ha señalado que "hemos tenido que seguir con el día a día, que la ciudad siguiera funcionando, con las calles limpias, la basura recogida y que el tráfico funcionara, es decir, lo que representa habitualmente la gestión diaria de la ciudad, más toda la representación institucional, que lógicamente también corresponde al Equipo de Gobierno".

UNA TRANSFORMACIÓN "RADICAL"

Además, a esto se suma "seguir adelante con nuestro modelo de ciudad que este Equipo de Gobierno está impulsando", pero cree que el hecho quizá más destacable de este año es que "hemos percibido una sensación entre todos los murcianos, que no habíamos notado hasta este momento, y es una sutil percepción de pertenencia a un proyecto global y común que llamamos Murcia, así como implicarse directamente y engrandecer la ciudad".

En definitiva, ha detectado un sentimiento de "orgullo y alegría de pertenecer a esta ciudad de Murcia e implicarse en todas las actividades que se vienen realizando". Se trata, añade, de un "salto cualitativo de difícil percepción con sentimientos y sensaciones que tenemos desde el Equipo de Gobierno y que es lo más importante para nosotros".

Y es que hay un municipio, con 450.000 murcianos, que "se han puesto en marcha para transformar radicalmente esta ciudad", con el fin de lograr ese concepto de "gran ciudad que queremos para Murcia" y que, a su juicio, "se percibe por la calle" y cuando se reúne con colectivos que "han tomado la firme determinación de que Murcia se convierta en una gran ciudad".

Al ser preguntado por los objetivos para 2018, Ballesta espera que este sentimiento colectivo "se solidifique todavía más" y que "todos tomemos la firme determinación de sacar a este municipio y a esta ciudad, cada uno de sus rincones adelante, que nos sintamos parte de un movimiento colectivo que se llama Murcia y que son múltiples acciones".

Ha destacado que no se trata de destacar un proyecto sobre otro, y ha citado, entre otros, el de "Murcia Río, la peatonalización de Alfonso X, el poner nuevos espacios al servicio de los ciudadanos que muchas veces han estado ocultos, como San Esteban o la Cárcel Vieja, así como el proyecto colectivo de la huerta, que es impresionante".

Todo ello, según el alcalde, son como piezas de un puzzle que "tienen que encajar y en los que se tienen que implicar los murcianos para creerse de verdad que a esta ciudad la vamos a sacar adelante entre todos y que la vamos a transformar radicalmente, no con imposturas ni con cosas artificiosas, sino con un proyecto de transformación global".

Ballesta ha señalado que, incluso los niños y los más jóvenes "están empezando a implicarse en ese proyecto de ciudad", de forma que "no es una cosa de personas mayores, sino que estamos percibiendo en los sectores más dinámicos la implicación de querer hacer una gran ciudad, cosmopolita, abierta, europea, luminosa, alegre y llena de vitalidad, de energía y de entusiasmo".

"Hoy, cuando uno se pasea por las calles de Murcia percibe todas esas sensaciones", según Ballesta, quien cree que ninguna gran ciudad europea tiene elementos que la distingan de Murcia.

Al ser preguntado pro la llegada del AVE, Ballesta ha señalado que él habla mucho con otros alcaldes, y ha recordado que existe una red de ciudades por el AVE que incluye más de 25 capitales de provincia que tienen la alta velocidad, de todos los "colores políticos", y "todos coinciden en que para sus ciudades ha sido un antes y un después".

Al ser preguntado por si va a repetir como candidato del PP a la Alcaldía de Murcia, Ballesta ha señalado que es un asunto que "no está todavía sobre la mesa". De hecho, ha considerado que todavía queda "mucho tiempo" para ello y, mientras tanto, "tengo retos y cosas en la cabeza como para pensar en una cosa de esas características".

"Yo tengo un compromiso con los murcianos, que es trabajar todos los días, y no me puedo detener ni un solo segundo todo este tipo de cuestiones", según el alcalde, que incluso considera "menores" este tipo de cosas de carácter "político" relacionados con las candidaturas, en comparación con la "importancia de lo que tenemos encima de la mesa".

Al ser preguntado por los presupuestos de 2018, Ballesta ha esperado que se aprueben "antes que en 2017", en el que "ha sido bastante complicado". De hecho, ha remarcado que el proyecto de presupuestos está ya "ultimado" y se han iniciado los contactos con el resto de grupos. "La confianza es que podamos aprobarlos antes de las fechas en las que se hizo en 2017".

Respecto a la nota que pone a su Equipo de Gobierno y a la labor de la oposición, Ballesta ha señalado que está en un estado de "permanente insatisfacción" y "no ejercemos la autocomplacencia en ningún momento". Incluso, ha considerado que ellos mismos serían mucho más duros a la hora de calificarse. "Hay una frontera difusa entre la autocr