Actualizado 07/12/2014 01:10

El Pleno de la Asamblea aprueba una declaración institucional sobre la muerte del activista saharaui Hassana Eluali

CARTAGENA (MURCIA), 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Asamblea Regional de Murcia, ante la muerte del activista saharaui Hassana Eluali, ha aprobado esta tarde por unanimidad una declaración institucional en la que reafirma "su solidaridad y apoyo al pueblo saharaui en su lucha por sus legítimos derechos" e insta al Gobierno de España a que siga defendiendo ante la ONU el plan de paz para la libre determinación del pueblo saharaui.

La declaración dice textualmente: "El pueblo saharaui lleva sufriendo una tragedia desde el año 1975. Son múltiples y reiteradas las resoluciones de la ONU reconociendo el derecho del pueblo saharui a decidir su futuro libremente y la necesidad de buscar una solución justa y pacífica que implique su libre ejercicio por la población saharaui culminando de esta manera este proceso de descolonización inacabado".

Y continúa, "la lucha del pueblo saharaui por su autodeterminación se ha cobrado una nueva víctima, en este caso una persona que, tras un partido de fútbol, fue acusado de provocar disturbios y condenado a 3 años de prisión que, por causa de la deficiente estructura carcelaria marroquí y, presuntamente, por la expresa falta de atención médica hacia su persona, se ha convertido en una virtual condena de muerte".

"Ante la petición de la Delegación Saharaui en la Región de Murcia, solicitando apoyo para condenar la muerte del activista saharaui Hassana Eluali, preso político en el Sahara Occidental Ocupado, la Asamblea Regional de Murcia reafirma la solidaridad y el apoyo del Parlamento con el Pueblo Saharaui, "en su justa lucha por sus legítimos derechos e instar a que el Gobierno de España siga defendiendo ante la ONU el plan de paz para la libre determinación del pueblo Saharaui".

Reitera que el problema del Sahara Occidental "es un proceso de descolonización inacabado que deber ser solucionado de acuerdo al Derecho Internacional", exige el respeto a los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental "y la inmediata liberación de todos los presos políticos saharauis, y conocer el destino de más de 500 civiles desaparecidos y 151 prisioneros de guerra", tal como han demandado las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Igualmente considera "imprescindible" el acceso libre a los territorios ocupados de delegaciones de observadores y medios de comunicación y pedir al consejo de seguridad de las Naciones Unidas y la Comunidad Internacional "a que adopte las medidas necesarias para la rápida aplicación de la ampliación del mandato de la MINURSO para garantizar el respeto de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental".

Asimismo, pide incrementar la ayuda alimentaria y la cooperación a la población Sharaui "que resiste en condiciones infrahumanas en los campamentos de refugiados de Tinduf para paliar las extremas condiciones de vida de sus habitantes y cubrir las necesidades alimentarias, educativas y de alojamiento".

Por último, condena "el doloroso hecho ocurrido en la ciudad de Dajla, territorios ocupados del Sahara Occidental".

Más información