Actualizado 21/02/2015 14:46:33 +00:00 CET

Los Proyectos Normativos de la CARM llevarán un informe de impacto

MURCIA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) publicó ayer viernes el acuerdo del Consejo de Gobierno que aprueba la Guía Metodológica para elaborar la memoria de análisis de impacto normativo, recientemente aprobada por el Ejecutivo regional, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

   Así, esto supone que la Administración Regional se obliga a presentar, junto a cada proyecto normativo que realice, un informe que justifique la necesidad de esa disposición, así como el impacto que ésta tendrá tanto en el conjunto de la sociedad como en la propia Administración.

   Según el director general de la Función Pública y Calidad de los Servicios, Enrique Gallego, "esto hará que los centros impulsores de normas deban identificar el problema público que quieran resolver y cuál es la mejor opción para solucionarlo o alcanzar los resultados deseados, así como la necesidad de coordinar las distintas actuaciones y políticas públicas".

   De esta forma, añadió Gallego, la Guía "servirá a los centros administrativos para desarrollar una evaluación previa de los efectos que la aprobación de una norma pudiera tener".

   Y es que, la Ley 2/2014, de 21 de marzo, de Proyectos Estratégicos, Simplificación Administrativa y Evaluación de los Servicios Públicos de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, introduce la Memoria de Análisis de Impacto Normativo, uno de los puntos que forman parte de la Guía Metodológica.

   Esta Memoria se configura como un documento en el que se han de recoger todos los informes que se consideran necesarios para una mejor comprensión y entendimiento de los proyectos normativos.

   Así, explicó Gallego, se debe plantear la necesidad o no de introducir un determinado trámite o la obligación de aportar algunos documentos, lo que se traducirá en "procedimientos más sencillos y, por tanto, supondrá una reducción de costes para los ciudadanos y empresas al limitar y minorar la carga administrativa que deban soportar".

   La Memoria contiene ocho apartados en los que se han de examinar diversos aspectos. Así, por ejemplo, será necesario que se analice la identificación de la reducción de cargas que se van a conseguir con la norma y el impacto presupuestario en costes de personal o de cualquier tipo, presentes o futuros, lo que reportará una mejor utilización de los recursos públicos.

   Otros de los apartados están relacionados con los efectos en el empleo, los precios de productos y servicios, así como las consecuencias en la productividad de los trabajadores y empresas y sus efectos sobre la innovación.

   La norma también se analizará desde el punto de vista de los consumidores e incluirá un informe de impacto por razón de género, en el que se detallarán los efectos de su aplicación para los hombres y las mujeres destinatarias.

   Al hilo, el director general indicó que "este Análisis de Impacto Normativo es una herramienta útil para mejorar la regulación, ya que en él se sistematizará y ordenará la información relevante. Esto servirá para valorar el impacto en cualquier ámbito de una iniciativa normativa y ayudará así a la toma de decisiones".

   Finalmente, la Guía deja abierta la posibilidad de efectuar un análisis de diversos impactos, especialmente los relativos a los ámbitos medioambiental, social, de salud, o de igualdad de oportunidades y no discriminación, y de accesibilidad de las personas con discapacidad.