Publicado 21/04/2015 17:34:43 +02:00CET

UPyD cree que hay que "subir el listón" de la transparencia y el buen gobierno en el Ayuntamiento de Molina de Segura

MOLINA DE SEGURA (MURCIA), 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Grupo Municipal de UPyD y candidata a la Alcaldía de Molina de Segura, Encarna Hernández, ha presentado este martes algunas de las propuestas que UPyD lleva en su programa electoral para, según sus palabras "mejorar la transparencia, la integridad y la ética profesional del servicio público" dentro del Ayuntamiento.

Las propuestas de UPyD en materia de transparencia se centran en los principios del "Buen Gobierno" y el "Gobierno abierto", así como en la idea de aplicar integridad y códigos de buenas prácticas que afecten tanto a los cargos públicos como a los funcionarios, según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

En esta línea, UPyD quiere aplicar fórmulas de "gasto abierto" a las cuentas municipales, facilitando a los ciudadanos la comprensión de todo el gasto y recaudación municipal. Es fundamental, afirma Hernández, "explicar de forma clara y visual cómo se recaudan y en qué se gastan los impuestos, yendo un paso más allá de la publicación en formato contable de las cuentas".

La formación política quiere que todas las subvenciones municipales sean justificadas públicamente, mostrando a su vez una evaluación objetiva de su eficacia. Así mismo, apostará por un acceso a los puestos de trabajo de las empresas municipales (ATM y Sercomosa) que "se rija por los principios de igualdad, mérito y capacidad, y mediante convocatoria pública."

Otra medida es facilitar a los trabajadores públicos que puedan realizar denuncias anónimas dentro de la organización. Esto se encuadraría dentro de un Plan de Acción de Integridad, cuyo objetivo sería prevenir la corrupción y aumentar la ética profesional, asegurando siempre, según Hernández, "que todas la decisiones políticas y técnicas que se toman se hacen siempre en base al interés público".

Este plan buscaría también evitar los "enchufismos" y la formación de redes clientelares, con una gestión de los recursos humanos que evite arbitrariedades. El objetivo final, sostiene Hernández, "es poner todos los recursos públicos al servicio del interés general, y no de unos pocos".

Para leer más