Veterinarios de UMU viajan al Líbano para mejorar el ganado y contribuir a la misión de paz de las Fuerzas Armadas

Los tres profesores que irán al Líbano, vestidos de rojo, con Antonio José Rouco
MIGUEL MOTAS
Publicado 20/02/2016 10:59:48CET

Entre otras cosas, vacunarán ganado, lo desparasitarán, mejorarán las instalaciones de las explotaciones e impartirán formación a ganaderos

MURCIA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tres docentes de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia (UMU) forman parte del equipo de cinco veterinarios que viajarán este domingo al Líbano con el fin de sanear y mejorar la cabaña ganadera, así como contribuir con la misión de pacificación desplegada por las Fuerzas Armadas españolas en ese país al amparo de las Naciones Unidas estrechando lazos con la población local.

Los tres profesores de la UMU son Francisco José Pallarés Martínez del Área de Anatomía Patológica Veterinaria; Rafael Arana Sánchez del Área de Medicina y Cirugía Animal; y Miguel Motas Guzmán del Área de Toxicología; quienes viajarán con otros dos profesores de la Complutense de Madrid y CEU-Cardenal Herrera pertenecientes a las áreas de Fisiología y Sanidad Animal, respectivamente.

El viaje se enmarca precisamente en un convenio de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Veterinaria de España con el Ministerio de Defensa, para colaborar en el saneamiento ganadero de países en conflicto de la mano de las Fuerzas Armadas españolas, que se desplegaron en Líbano en octubre de 2016 en el marco de la operación Libre Hidalgo XXIV, que tiene entre sus cometidos vigilar el cese de hostilidades entre Hezbollah e Israel.

Así lo ha hecho saber a Europa Press el decano de la facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia, Antonio José Rouco Yáñez, que a su vez preside la Conferencia de Decanos de las Facultades de Veterinaria de España que el pasado 21 de septiembre de 2015 firmó el mencionado convenio, regulando de forma oficial una colaboración que se remonta a 2009.

Se trata de la primera vez que profesores de la UMU viajan a la zona. Los tres docentes permanecerán allí desde este domingo, 21 de febrero, hasta el 1 de marzo, y se encargarán de realizar labores de saneamiento ganadero, mejora de la cabaña e inspecciones clínicas en estos animales, fundamentalmente, rumiantes como rebaños de vacuno, ovino y caprino.

Los veterinarios constituirán dos equipos de trabajo que recorrerán los diferentes pueblos, donde serán recibidos por el alcalde, que les indicará las ganaderías en las que se deben realizar los trabajos. Durante todo este tiempo, los profesores estarán escoltados por la Guardia Civil, ya que no hay que olvidar que se trata de una zona conflictiva, próxima a la frontera con Israel.

"La situación en la zona es de calma tensa, y por eso hay allí desplegado un contingente de la ONU: para preservar la paz", ha destacado Rouco, quien asegura no obstante que la seguridad está "garantizada" en todo momento. De hecho, si los informes de inteligencia revelan que hay un riesgo más elevado de lo razonable se procederá a la evacuación de los veterinarios expedicionarios, algo que ya ha sucedido en una ocasión, según el decano.

La zona en la que están desplegadas las tropas españolas es eminentemente agrícola y bastante deprimida, por lo que este tipo de labores son muy agradecidas por la población autóctona, facilitando un acercamiento de la ciudadanía a la labor que están desarrollando allí las Fuerzas Armadas, según Rouco, quien también viajará a la zona los últimos días de la estancia para evaluar el trabajo y reunirse con los mandos del Ejército.

De hecho, la experiencia indica que la población acepta esta colaboración de muy buen grado, hasta el punto de que ha cambiado totalmente la percepción que se tiene de la presencia de los españoles allí. Según los mandos del Ejército español, esta acción se ha convertido para los libaneses en la más importante de cuantas se llevan a cabo en la zona.

El decano de la Facultad de Veterinaria de la UMU explica que los trabajos se van a centrar fundamentalmente en explotaciones ganaderas pequeñas, de corte familiar y de carácter casi de subsistencia. De ahí que cualquier mejora el rebaño es muy importante, porque "revierte en la mejora del nivel de vida de la población".

En total, Rouco calcula que la zona en la que se encuentran desplegadas las tropas españolas cuenta con entre 30.000 y 40.000 cabezas de ganado de forma aproximada. La tarea de los veterinarios consistirá esencialmente en vacunar ganado, desparasitarlo y mejorar las instalaciones de las explotaciones, que suelen ser defectuosas y favorecen la difusión de enfermedades e infecciones.

Además, los veterinarios realizarán alguna pequeña cirugía e intentarán mejorar la alimentación de los animales, ya que un déficit nutricional da también lugar a patologías. A este respecto, los veterinarios tienen concertadas ya dos charlas con los ganaderos de la zona en las que les impartirán pautas en alimentación, formación y manejo del ganado.

INICIO DE LA COOPERACIÓN

En definitiva, el presidente de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Veterinaria explica que el objetivo de la expedición es doble: por un lado pretende contribuir con la misión de paz de las Fuerzas Armadas y, en segundo lugar, llevar a cabo una acción humanitaria colaborando en una zona bastante deprimida del Planeta.

Rouco recuerda que el contingente que las Fuerzas Armadas españolas mantienen desplegado en el Líbano es el más numeroso de todos los que actualmente tiene España en el exterior, con más de 700 personas que se encuentran bajo el mandato de la ONU como cascos azules. El regimiento de tropas españolas cambia cada seis meses y, ahora mismo, está allí desplegada la Legión.

La colaboración de las facultades de Veterinaria con las Fuerzas Armadas comenzó en 2009, con el entonces presidente de la Conferencia de Decanos, Librado Carrasco Otero, que ahora mismo es militar reservista y está desplegado en la zona, donde va a actuar de coordinador de las actuaciones veterinarias.

Hasta ahora, Rouco explica que estas tareas de colaboración eran bilaterales, entre las Fuerzas Armadas y la Facultad concreta que estuviera interesada en cada caso. Ahora, con la regularización del convenio, será la Conferencia de Decanos la encargada de coordinar todo el dispositivo e irán profesores de varias facultades.

El acuerdo pone de relieve que esta dilatada colaboración ha permitido conciliar la actividad y el interés universitario con el cumplimiento de la misión de las Fuerzas Armadas, ya que la realización de actividades de carácter académico y de investigación veterinaria en zonas de operaciones favorece la cooperación de la población civil, organizaciones y agencias, y redunda en el mejor cumplimiento de la misión de las Fuerzas Armadas en Operaciones fuera de España.

Esta iniciativa es posible gracias a la colaboración del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia, Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia y Academia de Veterinaria de la Región de Murcia y a las empresas: Boehringer Ingelheim, Bayer, Ecuphar, Fatro, Invesa, Intega, Nuserga, Virbac y Zoetis.

Para leer más