La Junta Electoral Central estudiará este jueves la incidencia de las movilizaciones en la campaña

Concentración Movimiento 15-M En Puerta Del Sol
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2011 21:38:57 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta Electoral Central (JEC) tiene previsto estudiar este jueves la incidencia de las movilizaciones del 15 de mayo en la campaña electoral y en la jornada de reflexión del sábado, según se informó a Europa Press en fuentes del organismo arbitral.

De entrada, la JEC tiene sobre la mesa una consulta que le ha dirigido la Generalutat de Catalunya para saber si debe desalojar este sábado a los ciudadanos concentrados en la plaza Cataluña de Barcelona.

En rueda de prensa en Barcelona, la vicepresidenta del Gobierno catalán, la democristiana Joana Ortega, ha recordado que no se pueden celebrar manifestaciones políticas el día antes a unas elecciones, por lo que la Junta Electoral Central debe decidir si se actúa para evitar que se enarbolen mensajes políticos en la jornada de reflexión.

La decisión de la JEC servirá para fijar criterio en todas las provincias ante la posibilidad de que los ciudadanos movilizados por las distintas ciudades prorroguen su acciones hasta la misma jornada electoral, como han anunciado.

UNIFICAR CRITERIOS

Pero, además, el máximo organismo arbitral podría tener que estudiar las distintas resoluciones que han venido adoptando las juntas electorales provinciales ante las concentraciones anunciadas para este martes, la mayoría de las cuales han sido prohibidas al considerarse que influyen en la campaña electoral.

La Junta Electoral de Madrid, la misma que hace una semana dio vía libre a la manifestación contra las listas de Bildu y el papel del Gobierno en la legalización de la izquierda abertzale, ha prohibido la concentración de la Puerta del Sol alegando tanto motivos formales como de fondo.

En primer lugar, dice que no concurren "causas extraordinarias y graves" de justificasen comunicar la movilización por debajo del plazo legal de 10 días de antelación y, en segundo lugar, porque entiende que la petición del "voto responsable" puede afectar a la campaña electoral y a la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto.