Pere Navarro (PSC) cree que una Cataluña independiente estaría "probablemente" intervenida

Actualizado 26/10/2012 13:39:47 CET
Pere Navarro (PSC) y Miquel Valls
EUROPA PRESS

Garantiza que el PSOE acepta la reforma constitucional para avanzar hacia un Estado federal

BARCELONA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer secretario del PSC y candidato a las elecciones catalanas, Pere Navarro, avisa de que una Cataluña independiente sería "probablemente también un país intervenido, como lo es España", y hasta con un margen de maniobra aún más estrecho.

En una conferencia este viernes en la Cámara de Comercio de Barcelona ante más de un centenar de empresarios, ha asegurado así que "nadie" puede asegurar que la independencia conllevaría ser más ricos y prósperos.

Según Navarro, una Cataluña independiente decidiría por ella misma con las mismas limitaciones de soberanía que hoy sufren España, Grecia y Portugal en el marco de la soberanía compartida con Europa, "y seguiría teniendo unas dificultades económicas muy importantes y para salirse de esta situación".

"Seguiríamos siendo un país altamente endeudado, como lo es España, Italia y hasta Francia, Y probablemente también un país intervenido, como lo es España, quien sabe si con un margen de maniobra aún más estrecho", ha sostenido.

Ha llamado así a no generar "ilusiones falsas que después lleven a grandes frustraciones", y ha insistido en abordar la celebración de un referéndum específico sobre la independencia siempre que sea legal y acordado entre el Gobierno y el Estado, como el Reino Unido con Escocia.

CONTRARIO A LA INDEPENDENCIA

Pese a defender la celebración de un referéndum, el dirigente del PSC ha dejado claro que defiende una posición favorable al federalismo, contrario así a la independencia: "Que nadie lo dude".

Ha erigido al PSC como la formación que propone la alternativa sensata porque "la solución federal es políticamente la más estable, económicamente, la más viable, y socialmente, la más justa".

También ha garantizado que el PSOE aceptará la reforma de la Constitución para avanzar hacia un Estado federal que reconozca la singularidad catalana, y que así lo defendió el líder del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba: "No le garantizo que todos los militantes estén de acuerdo, pero la dirección del PSOE está de acuerdo en la reforma constitucional para avanzar hacia un Estado federal".

"Puede que no estemos al 100% de acuerdo, pero sí en la música. La letra luego la tenemos que poner entre todos", ha añadido, tras admitir que no es una propuesta fácil y que provoca resistencias en el seno de los socialistas españoles y populares.

Sin embargo, donde Navarro ha augurado más problemas en este ámbito ha sido en el PP, aunque ha asegurado que también empiezan a haber voces que abogan por reformular el Estado de las autonomías y reconocer la singularidad de autonomías como el País Vasco y Cataluña.

Navarro ha apelado a recuperar el 'espíritu de la Transición' en la línea del pacto y la negociación, y a aparcar la "insensatez" del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y del Gobierno, Mariano Rajoy, y más cuando considera que estos dos nacionalismos aparentemente irreconciliables no tienen ningún problema en ponerse de acuerdo cuando es necesario.

Además, ha cargado contra las declaraciones del expresidente del Gobierno José María Aznar que, a su juicio, volvió a actuar como "un dóberman con palabras y propuestas para encender un poco más el fuego".

El presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, ha expresado su temor de que en las próximas elecciones se debata sólo en torno al eje nacional y no se aborden cuestiones primordiales a nivel empresarial en "momentos tan cruciales" como las políticas de internacionalización, innovación y de infraestructuras, entre otras.

"La próxima legislatura será clave para diseñar el escenario de futuro, que debe permitir el crecimiento de las empresas, y es importante la mejora de su competitividad", ha concluido.