Unos 40 taxistas de Valladolid se concentran en protesta por la muerte de un compañero en Madrid

Actualizado 20/10/2007 17:04:11 CET

VALLADOLID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Casi medio centenar de taxistas se concentró con sus vehículos en la Plaza Mayor de la capital vallisoletana entre las 13.00 y las 14.00 horas en una concentración de protesta por la muerte anoche de un taxista argentino en Madrid que falleció degollado.

Los taxistas, que hoy se concentraron en diversas capitales de provincia españolas, pidieron mayor seguridad y dieron un toque de atención a las administraciones.

Uno de los taxistas de Valladolid que asistieron a la concentración, Javier Vargas, reclamó más atención por parte de las administraciones y los políticos para el sector, un trabajo en el que "arriesgan su vida".

"No sé cuántos más necesitarán que maten para que se den cuenta de las circunstancias, que vamos indefensos", dijo Vargas, quien precisamente lleva en su taxi instaladas unas cámaras que graban las carreras en el marco de un proyecto piloto.

Vargas recordó otros casos como los de Bilbao o Valladolid hace años y añadió que es "justo" que demanden más seguridad y apoyo por parte de las administraciones "que son las que se tienen que preocupar".

Por su parte, Jesús Pascual, de la Unión de Pequeños Autónomos del Transporte y las Comunicaciones de Valladolid (Uniatramc), considera que es necesario un incremento de policías, tanto secretos como de paisano, "que vigilen más un sector que está de cara al público y que va indefenso".

En esta línea, criticó las promesas de incrementar las plantillas de este Cuerpo sin que se haya hecho e insistió en la necesidad de aumentar la vigilancia.

Sin embargo, se mostró en contra de poner mamparas en los vehículos porque cree que hay que prestar una atención a los clientes y recalcó que "se transporta a personas, hay una conversación, un diálogo, una atención al cliente".

A este respecto, aseguró que la mampara reduce todas estas cuestiones, "lleva a transportar gente", pero afirmó que llevan a "clientes y ciudadanos" y añadió que en Valladolid entienden que se debe dar una atención "en el servicio, en la comunicación y en todo".