Actualizado 13/01/2022 17:27 CET

Varias CCAA se abren a cambiar la evaluación de la pandemia, pero piden prudencia para abordarlo como gripe

Varias personas con mascarilla, el mismo día que entra en vigor la obligatoriedad de usar mascarilla en exteriores, a 24 de diciembre de 2021, en Madrid, (España). Fue el pasado 26 de junio cuando el Gobierno central decidió poner fin a la obligatoriedad
Varias personas con mascarilla, el mismo día que entra en vigor la obligatoriedad de usar mascarilla en exteriores, a 24 de diciembre de 2021, en Madrid, (España). Fue el pasado 26 de junio cuando el Gobierno central decidió poner fin a la obligatoriedad - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Varias comunidades autónomas, como es el caso de Castilla-La Mancha, Extremadura o Andalucía, entre otras, se han abierto en las últimas horas a explorar un cambio en la forma de evaluar la pandemia del coronavirus dada la menor gravedad que, aparentemente, conlleva la variante 'ómicron', aunque la mayoría de Ejecutivos autonómicos apelan a la prudencia para empezar a tratar el Covid-19 como una enfermedad endémica como puede ser la gripe.

Así se han ido pronunciando diferentes Gobiernos regionales sobre la posibilidad de empezar a cambiar la forma de medir la pandemia del Covid-19, que fue debatido este mismo miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

En concreto, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció en la rueda de prensa posterior a este encuentro con los consejeros autonómicos que España comenzará a cambiar el sistema de vigilancia y control de la Covid-19 una vez se haya superado la sexta ola, "nunca antes", ya que "la enfermedad pandémica poco a poco va adquiriendo características de endemia".

EL FOCO DEBE VIRAR

En este contexto, el Gobierno de Castilla-La Mancha insiste en la petición de dejar de evaluar la infección por COVID-19 en términos de incidencia acumulada y hacerlo como enfermedad. "No mata como antes y el foco debe virar", aseguró este miércoles la portavoz de la Junta, Blanca Fernández.

En parecidos términos se expresó también este miércoles el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, que reiteró que la pandemia "hay que medirla con otras métricas", basadas en un sistema centinela, aunque advirtió que este cambio "no es de un día para otro".

En el caso de la Junta de Andalucía, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha reafirmado la idea de que la sexta ola del coronavirus "es muy distinta a las anteriores, no se puede negar", ya que, aunque "es mucho más contagiosa" por la variante ómicron, también "tiene menos incidencia, menos gravedad".

UN POCO PRECIPITADO HABLAR DE GRIPE

Por su parte, el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha rechazado en este momento tratar el virus del SARs-Cov-2 como el de la gripe. "El símil con la gripe no me parece correcto ahora, con el nivel de 200-250 fallecidos al día en España y cómo están las UCI... Me parece un poco precipitado. Pero tiene que ser seguro dentro de unos meses", ha subrayado este jueves en una entrevista en 'El Mundo', recogida por Europa Press.

En parecidos términos se ha expresado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha apelado la "prudencia" y se ha mostrado reacio al mensaje de la "gripalización" de la pandemia, antes de advertir que serán los expertos científicos los que determinen cuándo el virus sea endémico. "No se va a producir ni por un decreto del Gobierno ni por una manifestación de un político", ha apostillado.

También el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha vuelto a pedir prudencia porque "aún no es el momento" de abordar el Covid-19 como una gripe. De momento ha asegurado que solo es un debate "semántico", aunque cree que será fundamental próximamente.

Por su parte, fuentes del Gobierno de la Región de Murcia apuntan a Europa Press que la decisión de considerar la Covid como la gripe se tiene que debatir a nivel técnico y sanitario.

Asimismo, el Gobierno de Castilla y León, rechaza "gripalizar" el Covid porque, asegura, la situación obliga a no "disminuir la vigilancia". En palabras del consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Alejandro Vázquez, "no es el momento adecuado para bajar este control dado, además, que la Comunidad cuenta con un sistema de red centinela para poder mantenerlo".

PASO A PASO

En el caso de la presidenta del Ejecutivo de Baleares, Francina Armengol, ha pedido ir "paso a paso" con la gestión de la pandemia de la COVID-19 y ser "prudentes" ante la situación actual de incremento de contagios en Baleares y toda España.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha opinado, sobre la posibilidad de que se pase a considerar el Covid-19 como una enfermedad endémica como una gripe, que es una cuestión que los expertos "todavía no lo tienen muy claro".

Asimismo, la Generalitat de Cataluña ha encargado un informe al comité científico asesor sobre cuál debe ser el abordaje a la pandemia a medio y largo plazo. "Omicron podría haber hecho entrar a la pandemia en una nueva fase y el Govern quiere tener analizados los escenarios" sobre su posible evolución, explican desde el Ejecutivo catalán.

Contador

Para leer más