Publicado 05/06/2020 18:18:21 +02:00CET

Almunia apuesta por una estrategia creíble de consolidación fiscal para no crear "una montaña de deuda"

Joaquín Almunia.
Joaquín Almunia. - EUROPA PRESS - Archivo

Admite que el marco europeo de ayudas de Estado crea discriminación y García-Legaz avisa: lleva tiempo gestándose alentado por Alemania

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El excomisario europeo Joaquín Almunia ha advertido este viernes de que, con motivo de las medidas contra la crisis de la pandemia de Covid-19, lo que "recomiendan los expertos" es "no preocuparse del déficit nominal pero no dejar de elaborar una estrategia creíble de consolidación fiscal a medio y largo plazo" para no generar una deuda insostenible.

Almunia ha señalado que la Comisión Europea ha suspendido las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, pero no la vigilancia, y eso es bueno porque "a nadie le puede venir bien que al día siguiente de que consideremos que ha acabado la lucha contra la crisis la montaña de deuda caiga encima de nosotros". La consolidación fiscal, ha precisado, debe tener en cuenta ingresos y gastos.

A su juicio, España tendría más fortaleza y más credibilidad en sus demandas europeas si pudiera presentar unas cuentas públicas que, desde que comenzó la recuperación en 2013, "se hubieran equilibrado más y mejor".

El excomisario ha comparecido este viernes ante el Grupo de Trabajo de la UE de la Comisión de Reconstrucción Económica y Social creada en el Congreso y ha tachado de "rápida y contundente" la respuesta europea frente a la pandemia. Además, puesto que el Fondo de Recuperación estará condicionado a las reformas del llamado 'Semestre Europeo', así que "cambiará mucho" la posibilidad de llevar a cabo y financiar estas reformas.

Así, será necesario elaborar el Plan Nacional de Reformas de acuerdo con el paquete de apoyos Europeos, pero ha advertido de que eso requiere conexión con los Presupuestos. Es decir, será necesario aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que, además, "encajen con las ideas del marco europeo, y un calendario legislativo.

Almunia también ha alertado de que en España no se gasta todo el dinero que llega de fondos europeos, así que será imprescindible mejorar la gestión, porque va a llegar "muchísimo dinero" y, además, en momentos como la crisis que se avecina hay que buscar una solución para que se gestione "hasta el último céntimo disponible".

Por otro lado, ha dejado claro que, en su opinión, la flexibilización del régimen de ayudas de estado que ha decretado la Comisión Europea debe terminar a final de año, cuando está previsto, y no alargarse, porque tiene "efectos discriminatorios".

Sobre ese asunto ha alertado previamente el ex secretario de Estado de Comercio Jaime García-Legaz, que ha advertido de que en la UE se está fraguando un cambio en la política de competencia europea que premiará a las empresas que tengan un "papá Estado" más fuerte aunque sean menos eficientes.

"Si tuviésemos unas cuentas más equilibradas, más saneadas por el lado de los ingreos y de los gastos estaríamos más capacitados para gastar nosotros a las espera del dinero europeo, no digo gastar clmo Alemania, pero tendríamos un margen mayor para ayudas de estado", ha dicho Almunia.

García-Legaz ha tachado de "muy cuestionable" y "de enorme calado" la decisión europea de, con motivo de la pandemia de Covid-19, suspender las reglas comunitarias en materia de ayudas de Estado, que ha permitido, por ejemplo, que Alemania rescate con una nacionalización parcial a Lufthansa. Se trata, ha dicho, no de un banco cuya caída puede arrastrar a empresas y ciudadanos, sino de una empresa privada que compite con otras en un mercado abierto.

Es decir, se está permitiendo que a la crisis sobrevivan no las empresas mejor gestionadas sino las que tengan "un papá Estado con mayor músculo financiero" que, con "doping de dinero público podrán hacer caer a empresas europeas más eficientes" pero que no hayan podido tener esa ayuda.

'CAMPEONES' EUROPEOS CREADOS POR NEGOCIACIÓN POLÍTICA

Según García-Legaz, se trata de un "nuevo marco conceptual" liderado por Alemania y secundado por Francia que "llevaba tiempo siendo gestado" y se ha puesto en marcha aprovechando la pandemia. Este nuevo marco parte de constatar que el mercado único europeo no ha sido capaz de generar 'campeones' mundiales de capital europeo y pretenden crearlos de esta forma.

Y eso que, a juicio de García-Legaz, esa concepción es "errónea", porque sí han surgido 'campeones' europeos en sectores no regulados (Inditex, Daimler, Carrefour) pero no en los regulados, precisamente porque los Estados han impedido fusiones transfronterizas.

Ahora, ha dicho, la apuesta francoalemana es "replicar el modelo de Airbus en otros sectores estratégicos", aunando esfuerzos e incorporando ayudas públicas.

De este modo, los 'campeones' no los impulsará el libre mercado ni la eficiencia tecnológica sino que "se diseñarán en una mesa política donde primará la capacidad de influencia de los Estados miembros" y los Estados con "finanzas sólidas" que no necesiten ayuda europea tendrán más capacidad de decisión "en el reparto de la tarta".

Para leer más