Actualizado 05/11/2012 21:51 CET

Alto Comisionado para la Marca España dice que cuenta con "pocos medios" y ve urgente "recuperar la confianza interior"

Rajoy con Carlos Espinosa
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, se ha marcado como prioridad "recuperar la confianza interior" al entender que es fundamental "cambiar la opinión" de los españoles sobre su país para que ésta se pueda vender en el exterior, una tarea que, ha dicho, encara con "fe y optimismo" a pesar de contar todavía con "pocos medios".

Espinosa de los Monteros ha clausurado en la Escuela Diplomática la presentación del libro 'Retos de nuestra acción exterior: Diplomacia Pública y Marca España', una obra que será una "pequeña Biblia" para él porque, leyéndola --ha comentado en una intervención salpicada de toques de humor-- ya sabe "todo lo que tiene que hacer" desde su cargo como Alto Comisionado.

Tras definir irónicamente la marca España como la "quintaesencia de lo intangible", Espinosa de los Monteros ha subrayado la importancia que tiene que mejore la "percepción" que tienen los españoles sobre su país, teniendo en cuenta que, en su opinión, son "casi infinitas" las posibilidades que tiene España para venderse en el exterior.

"EJERCICIO DE MASOQUISMO"

El Alto Comisionado ha asegurado que, contrariamente de lo que se suele sostener, la marca España se ha deteriorado "mucho" en el interior del país, donde los españoles, "en un ejercicio de masoquismo", tienen hacía sí mismos una opinión peor que la que ofrecen hacia España los ciudadanos de la mayoría de países. "Ningún país de Europa se valora a sí mismo tan negativamente", ha apostillado.

De esta forma, Espinosa de los Monteros se ha marcado como objetivo prioritario seguir los programas impulsados por países como Alemania, que en 2000 lanzó una campaña nacional con personalidades de este país y el eslogan "estoy orgulloso de ser alemán". "Un Estado moderno no puede descuidar sus recursos para contarse su propia historia", ha advertido.

El Alto Comisionado ha asegurado que tiene una "ilusión ilimitada" por contribuir de la forma "más integradora posible" a que la percepción de los españoles hacia su propia país se revierta. Según él, el suyo es el "mejor puesto de España". "Ustedes me envidian por ello", ha bromeado ante un auditorio con presencia destacada de embajadores y diplomáticos, "pero no les voy a dejar mi puesto a ninguno".

"Medios de momento tengo pocos", ha deslizado al final de su intervención, "pero pienso contar mucho con las empresas porque lo que tenemos que hacer es trabajar con fe y optimismo".