Actualizado 11/12/2007 14:23 CET

(Amp).- Zapatero y Quintana mantendrán mañana la reunión pactada a cambio del voto en contra del BNG al cese de Álvarez

El líder del BNG celebra que esta formación sea clave para levantar el veto a los PGE en el Congreso porque Galicia se juega 300 millones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, celebrarán mañana en el Palacio de La Moncloa la reunión que pactaron a cambio de que el BNG votase en contra de la reprobación de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, el pasado 27 de noviembre en el Congreso, según confirmaron a Europa Press fuentes del Gobierno gallego.

En su reunión, Quintana planteará los traspasos de competencias pendientes a Galicia, a partir del documento presentado el pasado mes de febrero al entonces ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, en el que se fijaban siete transferencias reclamadas por la comunidad gallega, de las cuales sólo se ha ejecutado una.

Además de esta reunión con Zapatero, el BNG también consiguió a cambio de su voto en contra del cese de la ministra de Fomento que el Ejecutivo central se comprometiese a agilizar el saldo de la deuda histórica con Galicia en materia de servicios sociales, de forma que antes del 15 de enero se firme el protocolo para el pago de 51 millones de euros, una vez que el pasado mes de octubre se materializaron los primeros 9 millones.

En esta materia, el Gobierno central también aseguró la cesión a la comunidad autónoma el número telefónico 065 para el servicio de transporte adaptado. Asimismo, el acuerdo también permitió avanzar en un consenso sobre la proposición de ley para exigir el traspaso a Galicia de las competencias sobre tráfico y seguridad vial, al comprometer el apoyo del PSdeG.

En declaraciones a los medios, Anxo Quintana destacó que esta reunión "supone un cumplimiento de la palabrada dada por Zapatero" en el Senado y consideró "positivo" este encuentro al que dijo que acude sin ánimo "de sumisión, ni de confrontación, sino de diálogo constructivo".

El número dos del Gobierno gallego resumió el objetivo de la reunión "en avanzar en el autogobierno" y reiteró que asiste con la intención "de defender los intereses de los ciudadanos gallegos", además de destacar que "se va en la buena dirección".

Así, subrayó que en el Parlamento gallego PP, PSOE y BNG fueron capaces de "por unanimidad" pactar una proposición de ley para reclamar las competencias de Tráfico. "Eso era imposible hace hace tan sólo dos años", recordó.

También resaltó que el Gobierno del Estado "esté en disposición de dialogar", por lo que espera que el presidente del Ejecutivo central "responda a esta expectativa" y que, "si alguna transferencia no puede ser, que se compense con otras", reclamó.

Por otra parte, Anxo Quintana también se mostró convencido de que "en breve quede fijada la fecha para el cumplimiento de la deuda histórica de Galicia en materia social", en principio estimada antes del 15 de enero próximo.

VOTO DECISIVO DEL BNG EN LOS PGE.

Por otra parte, el portavoz nacional del BNG resaltó que la formación nacionalista -con dos diputados en el Congreso- contribuirá a levantar en la Cámara baja el veto que sufrió ayer en el Senado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008".

"Es positivo para Galicia que los votos del BNG sean decisivos para levantar este veto porque esta comunidad se está jugando 300 millones de euros -si hubiese que prorrogar las actuales cuentas- que no estamos en condiciones de perder", expuso.