AMPL.- Zapatero anuncia cinco millones de euros más para la población de Gaza y apuesta por una Palestina liderada "desde la razón"

Actualizado 08/01/2009 17:15:16 CET

Defiende desplegar "todos los esfuerzos" ante "las organizaciones palestinas" en pro de un alto el fuego

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que España realizará una nueva contribución de cinco millones de euros para atender a la población de la Franja de Gaza, abogó por que se desplieguen "todos los esfuerzos posibles" ante "las organizaciones palestinas" e Israel para conseguir un alto el fuego y se pronunció a favor de una Palestina liderada "desde la razón" y no desde la violencia.

Así se manifestó en rueda de prensa conjunta con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, a quien recibió hoy en Madrid. Zapatero confirmó su intención de viajar a Oriente Próximo, pero señaló que ese desplazamiento tendrá lugar cuando más útil pueda ser para contribuir a la estabilidad en la región.

En línea con su declaración institucional del pasado 5 de enero, cuando condenó la actitud "provocadora" de Hamás al romper la tregua y la respuesta "desproporcionada" de Israel, --hoy el presidente habló de reacción "desmedida"-- Zapatero reiteró su "más profundo rechazo" a la pérdida "inútil e injusta" de "tantas vidas inocentes". "Nada ni nadie puede justificar el terrible sufrimiento al que se están viendo abocados cientos de familias y de seres anónimos que padecen los tremendos daños ocasionados por la espiral de violencia presente", subrayó.

Para intentar aliviar la situación de la población de la franja de Gaza, España hará una nueva contribución de cinco millones de euros a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNWRA), que se añade al millón y medio de euros desembolsado para suplir de medicamentos y material sanitario el hospital de Gaza. Esta nueva aportación, remarcó, convierte a España en el segundo país donante al pueblo palestino.

Zapatero descartó que este rechazo a la ofensiva que Israel mantiene en Gaza le reste capacidad de interlocución con el Gobierno de ese país y defendió que a un amigo como Israel "hay que decirle la verdad de lo que se piensa". El presidente indicó que aún no ha hablado telefónicamente con el primer ministro israelí, Ehud Olmert.

ESTADO PALESTINO Y SEGURIDAD PARA ISRAEL

El presidente remarcó que la paz en la región sólo se alcanzará "con el reconocimiento del Estado palestino y con la garantía de la seguridad del Estado de Israel". Y en esa tarea, dijo, "el pueblo palestino tiene que aportar cosas e Israel por supuesto tiene que ceder muchas".

Zapatero confirmó la disponibilidad de España de contribuir a que, en primer lugar, cese el alto el fuego entre Israel y Hamás y en segundo, a que no vuelva a repetirse una situación similar a la actual.

En concreto, reiteró el apoyo de España al plan de alto el fuego abanderado por Egipto y Francia y se comprometió a trabajar en "iniciativas posteriores" que garanticen el alto el fuego y la distribución de la ayuda humanitaria, así como en la elaboración de una "nueva 'hoja de ruta'" (plan de paz), a cuya aplicación contribuyan "las grandes potencias" imponiendo la "autoridad de la razón y del diálogo" para dar paso a "una etapa en la que la paz sea de verdad la tarea que se comparta más allá de las relaciones de poder, de los intereses egoístas geoestratégicos".

A la pregunta de si apoyaría contactos directos entre la UE y Hamás (los Veintisiete consideran a este movimiento una organización terrorista), el presidente se pronunció a favor de desplegar "todos los esfuerzos posibles" ante "las organizaciones palestinas" para que la propuesta franco egipcia de alto el fuego sea "útil y eficaz".

No obstante, reconoció que la "magnitud de la crisis, la gravedad de la violencia" y "las repercusiones en vidas humanas genera una gran tensión y odio" que dificulta el que cualquier iniciativa de alto el fuego pueda salir adelante.

El jefe del Ejecutivo confirmó su intención de viajar a la zona de Oriente Próximo próximamente (se habla de una gira a Siria, Líbano y Egipto), pero indicó que ese desplazamiento tendrá lugar de forma coordinada con los esfuerzos que la comunidad internacional está desplegando en la región y se traducirá cuándo más "útil" pueda resultar.

Zapatero expresó su apoyo político a Abbas, cuyo mandato presidencial termina mañana, y se pronunció a favor de "una Palestina unida, liderada desde la razón, el diálogo y la actitud constructiva, no desde la acción violenta", al tiempo que abogó por un "gran consenso árabe" que facilite una solución al conflicto árabe israelí "a medio plazo".

Por su parte, Abbas reclamó una "presencia internacional efectiva" en Gaza que "proteja" al pueblo palestino, al tiempo que pidió el "fin del bloqueo" israelí sobre la Franja, la apertura de los pasos fronterizos y la reanudación del diálogo entre Al Fatah y Hamás, "bajo el patrocinio de Egipto".

Abbas reiteró su apoyo a la iniciativa franco egipcia para lograr un alto el fuego y señaló desconocer si Hamás había rechazado "formalmente" este plan, que analizará él mismo mañana con el primer ministro egipcio, Hosni Mubarak, en una visita a El Cairo.

El presidente de la Autoridad Palestina, que condicionó la convocatoria de elecciones legislativas y presidenciales a que se produzca una "reconciliación" entre palestinos, animó a España a que siga desplegando sus esfuerzos como hasta ahora para contribuir a la paz y la estabilidad en la región.

LÍBANO

Ambos líderes expresaron además su confianza en que el disparo de cohetes desde el sur de Líbano ocurrido esta mañana contra el norte de Israel "sea un hecho aislado" y no deteriore la situación que se vive en la región con el conflicto en la Franja de Gaza.

Según el presidente del Gobierno, la situación de los soldados españoles desplegados en el sur de Líbano en el marco de la Misión de la ONU (FINUL) es de "tranquilidad dentro de las circunstancias de profunda preocupación". En este sentido, aclaró que todos los países con tropas en la zona están "siguiendo con atención" los hechos. Abbas también expresó su confianza en que "sea un hecho aislado que no complique más las cosas".

En este sentido, preguntado sobre si podrían estar grupos palestinos presentes en Líbano detrás del ataque como apuntan Israel y las autoridades libanesas, el presidente palestino incidió en que "todos lo condenan" y ningún grupo palestino lo ha reivindicado.