Ana Pastor invitará a un almuerzo a los expresidentes del Congreso a modo de despedida

Publicado 16/05/2019 7:13:36CET

Abandonará su cargo el 20 de mayo, con la constitución de la nueva Cámara, tras casi tres años de un legislatura complicada

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, ha invitado este jueves a un almuerzo a los expresidentes de las Cámara Baja a modo de despedida, pues el próximo día 21 acabará su mandato con la constitución del nuevo Congreso surgido de las elecciones generales del pasado 28 de abril.

A ese almuerzo, que tendrá lugar en las instalaciones del Congreso, han confirmado su asistencia Landelino Lavilla, el segundo presidente de la Cámara de la democracia (1979-1982), de la UCD, los 'populares' Federico Trillo (1996-2000), Luisa Fernanda Rudi (2000-2004) y Jesús Posada (2011-2016) y el socialista José Bono (2008-2011).

También estaba invitado el exlehendakari y diputado electo por Vizcaya Patxi López, que sólo fue presidente durante seis meses, pero ha confirmado que no podrá asistir porque tiene otro compromiso que atender, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Éste será uno de los últimos actos oficiales de Pastor. El final llegará el día antes de la constitución de las nuevas Cortes, cuando la Diputación Permanente, el único órgano que permanece activo entre legislaturas, se reúna para preparar el 'traspaso de poderes' entre una y otra y, en concreto, para aprobar su informe de dación de cuentas de este periodo de casi tres años.

Además de estos asuntos estrictamente formales, esta reunión servirá previsiblemente para que Pastor, que ha sido reelegida diputada del PP por Pontevedra, se despida como presidenta y que aquellos miembros de la Diputación Permanente que no repiten o no han conseguido renovar su escaño aprovechen para hacer lo propio.

VALIÓ LA PENA

La todavía tercera autoridad del Estado ya se despidió de los diputados el pasado 28 de febrero, durante el último Pleno de la legislatura, al término del cual pronunció un breve discurso en el que, visiblemente emocionada, aseguró que todo este tiempo en la Presidencia había valido la pena. "Valió la pena por ustedes, por España y por los españoles", dijo.

Sus palabras fueron muy aplaudidas por todos los diputados sin excepción, puesto que Pastor ha conseguido ganarse el respeto y el reconocimiento de sus compañeros, los propios y los ajenos. Así lo pusieron de manifiesto prácticamente todos los grupos a la salida de ese último Pleno.

Pastor accedió al cargo el 19 de julio de 2016 y durante estos casi tres años se ha tenido que enfrentar a situaciones complicadas en una legislatura en ocasiones bronca y cargada de mucho trabajo parlamentario procedente en buena parte de las diversas comisiones de investigación y subcomisiones que han trabajado simultáneamente.

Y durante este tiempo, principalmente en la última etapa, el PSOE, ya en el Gobierno, y Unidos Podemos criticaron algunas de sus decisiones y la acusaron de estar actuando al dictado del PP. Pero a lo largo de la legislatura ambos grupos también han acusado al PP y a Ciudadanos, que sumaban mayoría absoluta en la Mesa, de haber bloqueado la tramitación de diversas leyes.

MÁS TRANSPARENCIA

En este periodo, Pastor también se encargó de organizar junto al presidente del Senado, Pío García Escudero, los 40 años de la Constitución de 1978 que trajo consigo infinidad de actos dentro y fuera de la Cámara Baja, y de pilotar la primera moción de censura que ha triunfado en la reciente historia democrática, la del ahora presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Asimismo, tiene en su haber conseguido sacar adelante el código ético de los diputados, que obliga a los nuevos parlamentarios a que, además de declarar su patrimonio y actividades extra, informen a la Cámara de sus empleos remunerados del pasado y los regalos o viajes gratuitos obtenidos.

En su hoja de servicios también se encuentra sus intentos de conciliar la vida laboral y personal, con los que sólo consiguió adelantar una hora el inicio de los Plenos de los martes --de las cuatro a las tres--, y de haber puesto en marcha el Premio Josefina Carabias, pionera del periodismo político en España, y con el que el Congreso reconocerá cada año la labor de los cronistas parlamentarios.

Uno de los grandes actos que ha tenido que organizar recientemente ha sido la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba que, en tiempo récord, se instaló en el Congreso y de la que Pastor no se movió hasta que entró el último ciudadano para despedir al exlíder socialista.

Contador