Actualizado 27/06/2007 16:40 CET

ANV realizará consultas populares sobre las grandes infraestructuras y auditorías en los ayuntamientos que gobierna

Se compromete a llevar a cabo un nuevo modelo de gestión popular basado en la participación ciudadana

SAN SEBASTIAN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

ANV pidió hoy el respeto de la voluntad popular en todas las instituciones y apostó por un nuevo modelo de gestión municipal basado en "la participación ciudadana, la democracia y la transparencia" para poner los ayuntamientos "al servicio del pueblo". Para ello, sus cargos electos se comprometieron a realizar auditorias en los consistorios, rebajar los sueldos de los cargos públicos y hacer consultas populares sobre los grandes proyectos.

Las alcaldesas de Hernani Marian Beitialarrangoitia, en castellano, y de Bergara, Agurne Barruso, en euskera, fueron las encargadas de leer en el Ayuntamiento bergarés el manifiesto que recoge los compromisos adquiridos por la formación abertzale para la próxima legislatura. En el acto estuvieron presentes 16 alcaldes de los 42 que ostentan alcaldías en Gipuzkoa, Bizkaia, Alava y Navarra.

Beitialarrangoitia remarcó que "no respetar la voluntad de la ciudadanía no puede ser ejemplo a la hora de la constitución y puesta en marcha de las instituciones para los próximos cuatro años" por lo que pidió el respeto a la misma también en "la resolución del conflicto".

A su juicio, tras las elecciones del 27 de mayo, la ciudadanía "ha dicho basta ya al modelo que ha imperado estos 30 años de gestión en las instituciones y ayuntamientos". Entre otras cuestiones, criticaron el "modelo de gobernar mediante decreto, a la gestión de alcaldes presidencialistas, a que trabajar por el pueblo suponga el enriquecimiento de los que poseen los cargos, a los sueldos de los cargos públicos que triplican y cuadriplican el sueldo del trabajador medio".

Además, denunciaron el modelo de "los que reciben el voto cada cuatro años y gobiernan sin contar para nada con la ciudadanía, a ocultar información sobre todo lo que acontece en el Ayuntamiento, al que para conseguir beneficios en el campo público se le abran todas las puertas a la iniciativa privada, al modelo de gestión mediante empresas paramunicipales instrumentales eliminando a la administración la capacidad de impulsar de forma directa".

COMPROMISOS

Ante este modelo, los concejales y alcaldes de ANV se comprometieron a realizar una auditoría independiente, "y a la mayor brevedad posible", en sus ayuntamientos para "estar al tanto de la situación real" de los mismos y dar a conocer los datos al pueblo.

Además, afirmaron que rebajarán los sueldos de los cargos públicos que vayan a dedicarse en exclusiva a los ayuntamientos ya que "estos últimos años, y sobre todo en aquellos pueblos donde la izquierda abertzale ha sido oficialmente expulsada de los ayuntamientos, el número de cargos públicos liberados y el sueldo de estos se ha duplicado".

En el caso de las "infraestructuras y macroproyectos", ANV aseguró que pondrá "todos los medios necesarios para que el pueblo se pronuncie directamente" y que pueda "recibir información, opinar y tomar decisiones". Las consultas populares "se pondrán en marcha estudiando las distintas realidades y ritmos de cada uno de los pueblos".

La alcaldesa de Hernani se mostró convencida de que estos compromisos son un "primer paso básico del nuevo modelo de gestión" que traerá "nuevos aires" a los ayuntamientos que gestiona ANV. "Tras estos pasos que pretendemos dar con urgencia nos situaremos en el buen camino para hacer las cosas de otra manera de cara al futuro", concluyó.