Arantza Quiroga subraya que "la Europa de las regiones es compatible con una Europa de los estados"

Actualizado 08/07/2009 19:45:51 CET

Arantza Quiroga subraya que "la Europa de las regiones es compatible con una Europa de los estados"

Actualizado 08/07/2009 19:45:51 CET

VITORIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, manifestó hoy, en la reunión del comité permanente de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE), que "la Europa de las regiones es compatible con una Europa de los estados". No obstante, reconoció que el objetivo primordial debe ser "la construcción real de la Europa de los ciudadanos".

Quiroga se encuentra estos días en Venecia (Italia), donde participa en la reunión del comité permanente de la CALRE, que prepara la asamblea plenaria que tendrá lugar en Innsbruck (Austria) el próximo mes de octubre.

Durante su intervención ante el comité, Quiroga mostró su disposición a trabajar por "la construcción real de la Europa de los ciudadanos". La presidenta del Parlamento vasco indicó que el camino recorrido hasta hoy "ha demostrado que una verdadera cohesión política sólo es posible si reconocemos la pluralidad que nos caracteriza".

Según dijo, "el fortalecimiento de Europa tiene más sentido que nunca, porque en un mundo tan interdependiente como el que vivimos quedan pocas cuestiones de interés general susceptibles de ser abordadas únicamente desde la perspectiva localista".

En su opinión, "la proximidad de las instituciones a los ciudadanos debe estar presente en todo momento", por lo que subrayó la importancia del principio de subsidiariedad, según el cual una decisión debe ser adoptada por la institución más próxima a la materia a la que se refiere dicha decisión.

La presidenta del Parlamento vasco consideró que "la Europa de las regiones es compatible con una Europa de los estados, y con cualquier otra manifestación política de las múltiples realidades sociales e identidades colectivas que forman nuestro entorno". No obstante, reconoció que el objetivo primordial debe ser "la construcción real de la Europa de los ciudadanos".