Asociación de guardias civiles pide a la Fiscalía investigar los destrozos en sus coches como delitos terroristas

Actualizado 27/09/2017 13:07:30 CET

Advierte de la "semejanza" de los daños en los vehículos aparcados junto a la Consejería de Economía con "actos de la 'kale borroka'"

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

La asociación Unión de Guardias Civiles ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional contra los autores de los daños ocasionados a los vehículos del Instituto Armado el pasado 21 de septiembre en Cataluña y pide que sean investigados como delitos terroristas.

Según la denuncia de la asociación, a la que ha tenido acceso Europa Press, mientras se producía el registro en la Consejería de Economía de la Generalitat tres vehículos de la Guardia Civil que estaban aparcados fuera sufrieron un "ataque vandálico" después del cual presentaban "ruedas pinchadas, cristales rotos, pintadas, abolladuras, robos de materiales, desperfectos internos y acumulación de despojos orgánicos en el interior".

Además de citar el artículo del Código Penal que hace referencia a ataques a medios de las fuerzas de seguridad, la denuncia también menciona el artículo 573 de esta norma, concretamente el referido a las penas contempladas para delitos de terrorismo por la "semejanza" de los destrozos en Cataluña con los "actos vandálicos de la 'kale borroka'".

La Unión de Guardias Civiles explica en el escrito --al que acompaña una serie de fotografías tomadas el día de las protestas-- que los destrozos en Barcelona fueron realizados por "un grupo de personas de manera intencionada", de manera que considera que han de ser "investigados" por la Fiscalía "por ser constitutivos de un claro delito de daños a propiedades del Estado".

La denuncia de la asociación identifica a una de las personas causantes de los daños como el reportero de la televisión autonómica TV3 porque "mientras informaba en directo sobre la concentración delante de la Consejería de Economía decidió subirse encima del capó de un vehículo de la Guardia Civil y comenzar a saltar sobre el mismo, causando daños muy graves a éste".

En su opinión, esta actuación del periodista podría "ser constitutivo del mencionado delito de daños sobre un bien del Estado". Así, la denuncia adjunta un vídeo del momento del reportaje así como una fotografía de ese momento que el propio reportero subió a su cuenta de la red social Instagram.

"Un cuerpo de seguridad del Estado no puede ni debe sufrir este tipo de ataques, especialmente cuando están cumpliendo su deber, actuando en defensa de los derechos y libertades de todos los españoles. Es claro y palmario que (el reportero) actúa con una clara conciencia de generar un daño, no sólo a los bienes del Estado sino un claro menosprecio a la institución de la Guardia Civil, que se ve representada en los actos vandálicos que comete de manera deliberada y consciente", afirma la asociación.