Publicado 18/04/2020 15:57CET

Asturias defenderá en la Conferencia de Presidentes que los niños puedan salir a partir del 26 de abril

Militares ante el Ayuntamiento de Oviedo durante el estado de alarma decretado por el coronavirus
Militares ante el Ayuntamiento de Oviedo durante el estado de alarma decretado por el coronavirus - EUROPA PRESS

OVIEDO, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha asegurado este sábado que el Ejecutivo ya trabaja en su propio "plan de salida" del confinamiento, aunque ha precisado que será el gobierno español el que decida la estrategia, al ser el único competente durante el estado de alarma. Mañana defenderá en la Conferencia de Presidentes que los niños puedan salir a partir del 26 de abril.

Barbón ha indicado en una rueda de prensa este sábado que ya hay un grupo de trabajo encargado de analizar cómo se puede llevar a cabo esta "operación salida", formado por expertos en distintas materias, como sociólogos o economistas. Se creará una comisión política coordinada por el vicepresidente asturiano, Juan Cofiño, que, además de abordar la perspectiva sanitaria, se centrará en "chequear" el sector económico para ver qué partes de la actividad diaria y de la económica se pueden "rehabilitar".

Con la intención de ser "realista y muy sincero" el dirigente autonómico ha indicado que el fin del confinamiento será "un proceso gradual" y "no será fácil", ya que "no existen ejemplos de éxito" entre los países que han tomado medidas de reactivación. "Si lo hacemos demasiado acelerado sin tener en cuenta las situaciones de riesgo, podemos tener un efecto rebote que suponga más contagios", ha explicado. "Creemos que Asturias puede iniciar algunas de estas actividades por delante, pero tiene que hacerse desde el Gobierno de España", ha insistido.

Así, ha defendido que Salud trabaja en estrategias de "pilotaje" locales y comarcales, y ha explicado que cuando el consejero Pablo Fernández Muñíz dijo que "no sería una buena idea" disminuir las medidas de confinamiento al margen de otras comunidades autónomas, se refería a que si Asturias abriese a "la vida ordinaria" sin tener en cuenta restricciones de movilidad en coordinación con otras CCAA, se podría producir ese efecto rebote.

"LA CLAVE PUEDE ESTAR EN LAS DIMENSIONES DE LOS NEGOCIOS", AFIRMA

Respecto a las medidas para la vuelta a la normalidad, Barbón ha sugerido que "la clave puede estar no en sectores, sino en las dimensiones de los negocios", de manera que la limitación en la afluencia a los establecimientos pueda evitar los contagios.

Ha señalado además que el Gobierno trabajará por promover la actividad turística "dentro de Asturias" en cuanto empiece el desconfinamiento y algunos sectores puedan volver a la actividad. "Teniendo en cuneta que no hay vacuna ni tratamiento, puede ser coherente intentar descubrir el turismo propio de Asturias", ha defendido.

Sobre el sector turístico y también el cultural, que demandan medidas específicas para paliar la falta de actividad, ha asegurado que el Gobierno "trabaja en ello", reordenando el gasto de las distintas consejerías, pero teniendo también en cuenta que "la prioridad es salvar vidas".

Barbón, que participará este domingo en la Conferencia de Presidentes, ha asegurado que defenderá mañana que, si el desconfinamiento se produce de forma progresiva, se estudie cómo podrían salir a la calle los niños para tener un "crecimiento sano". Con las medidas restrictivas actualmente en vigor, que impiden que salgan a la calle, ha lamentado, "les estamos robando parte de la infancia".

ASTURIAS YA TIENE "PLENAMENTE EN VIGOR" LAS MEDIDAS ECONÓMICAS

Por otro lado el presidente ha afirmado que el Gobierno ya tiene "plenamente en vigor" las diez medidas económicas aprobadas para paliar las consecuencias económicas derivadas del cierre de negocios por el coronavirus. Hasta ahora Asturias ha invertido en gasto sociosanitario y económico 54 millones de euros.

Finalmente Barbón ha mostrado su "satisfacción" por la aprobación en la Unión Europea de medidas "similares al Plan Marshall" de reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. "Si Europa no toma medidas claras, la gente se preguntará para qué sirve", ha enfatizado.

Para leer más