Actualizado 22/12/2007 15:38 CET

AVE.-De la Riva critica que sólo se haya permitido la entrada al andén a quienes llevaban el carné del PSOE "en la boca"

VALLADOLID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, cuestionó hoy el criterio seguido para permitir el acceso de los ciudadanos de a pie a la estación Campo Grande para esperar la llegada de la alta velocidad ya que, a su juicio, sólo entraron quienes tenían carné del PSOE.

León de la Riva, en declaraciones a los medios tras el acto de inauguración de la línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid, calificó de "curioso" el hecho de que quienes estaban dentro de la estación "aplaudían", todos los que no pudieron acceder al recinto ferroviario "pitaban".

Asimismo, el alcalde aseguró que "sólo a los que tenían el carné del PSOE les han dejado entrar en el andén, a los demás les han dejado fuera" por lo que, en su opinión, el criterio seguido no ha sido "ni aleatorio ni por sorteo" por lo que accedieron a la estación "claramente con el carné en la boca para aplaudir a Zapatero".

Por otro lado, León de la Riva calificó de "histórico" el día de hoy y lo comparó con la revolución que supuso para la ciudad la llegada del ferrocarril a mediados del siglo XIX aunque reiteró los "peros" a esta infraestructura que entra en superficie, sin soterrar.

Además, el alcalde destacó el reconocimiento de todos los intervinientes en el acto a que esta infraestructura comenzó con el anterior Gobierno del PP "y ha terminado, con otro Gobierno, aunque realmente no ha terminado porque quedan asignaturas pendientes" como el soterramiento, el ramal de mercancías y el traslado del complejo ferroviario.

En este sentido, León de la Riva reiteró que la llegada de la alta velocidad en superficie fue una decisión "unilateral" que adoptó el actual Ministerio de Fomento por lo que, según sus palabras, "a pesar de ser un día histórico "no se cumple con lo convenido, pero esto son lentejas, si quieras las comas y si no las dejas".

Por otro lado, sobre las críticas que hace dos días lanzó el presidente ADIF, Antonio González, quien culpó al Consistorio de "no hacer los deberes" y de retrasos en este proyecto, Javier León de la Riva replicó que debe ser la Sociedad Alta Velocidad quien solicité por escrito la modificación del PGOU, lo que todavía no ha hecho, y que fue el Gobierno actual quien rechazó el traslado del complejo ferroviario al Pago de Palomares, lo que ya estaba acordado, y optó por al área 5, en el páramo de San Isidro.

León de la Riva también se mostró critico con el hecho de que en el acto inaugural de esta línea no se le permitiese intervenir "para dar la bienvenida y para agradecer al presidente la llegada de la alta velocidad", una petición que le fue denegada.