Actualizado 05/12/2010 14:25 CET

Blanco: el Gobierno no tiene "ninguna" culpa en la crisis aérea

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento, José Blanco, ha considerado que el Gobierno no tiene "ninguna" culpa del cierre del espacio aéreo provocado por el abandono de los puestos de trabajo por parte de los controladores y que lo único que ha hecho es "trabajar con firmeza y determinación" para "acabar con los privilegios de un sector que permanentemente plantea problemas al país".

"Quienes han querido echar un pulso al Gobierno de España han recibido respuesta serena, firme y contundente", defiende Blanco en una entrevista concedida al diario 'El País', recogida por Europa Press.

El ministro de Fomento considera que las bajas de los controladores "fueron absolutamente falsas" porque alegaron un estado de enfermedad que resultó "no ser incompatible con una reunión permanente que muchos de ellos hicieron en un hotel de Madrid".

Además, Blanco señala que durante las horas del cierre del espacio aéreo los controladores reclamaron "recuperar los privilegios anteriores" a la ley, aprobada el pasado mes de febrero, que regula el tiempo de actividad y las retribuciones del sector.

"Entregaron como principios irrenunciables para deponer su actitud el mismo convenio previo", asegura Blanco, quien añade que la intención de los controladores era "de volver a una situación de privilegios, de volver a trabajar menos horas y de volver a cobrar más como si no entendieran nada de lo que ha ocurrido en los últimos años".

Por último, Blanco señaló que "no se arrepiente en absoluto" de las medidas adoptadas para regular las condiciones laborales de lo controladores y que, a pesar de los cambios, estos profesionales "siguen siendo personas privilegiadas y no tienen el derecho de someter al conjunto del país y de sus ciudadanos a este chantaje".