Borrell dice que la división del Ejército es "el peor escenario" y teme enfrentamientos

Borrell aboga por aplicar de nuevo el 155 si es necesario pero sólo el tiempo preciso para "restablecer la legalidad"
Oscar Cañas - Europa Press
Actualizado 30/04/2019 15:08:30 CET

El Gobierno cierra provisionalmente el Consulado en Caracas por seguridad y aconseja máximas precauciones a la colonia española

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Sigue aquí en directo la última hora sobre la liberación de Leopoldo LópezFotos y vídeos de Venezuela tras la liberación de Leopoldo López

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este martes que la situación en Venezuela está "en el escenario peor" de los que se habían imaginado, dada la división que están mostrando las Fuerzas Armadas en el país, y ha reiterado el llamamiento del Gobierno español a evitar un derramamiento de sangre.

"No hay más que una solución, que es es la pacífica, una negociación que conduzca a unas elecciones", ha dicho Borrell a los periodistas, recalcando que esa es "la única forma democrática, a través de un Gobierno de transición que garantice que no haya derramamiento de sangre".

Sin embargo, cree que "desgraciadamente" la información disponible no permite "esperar que en las próximas horas no haya ninguna clase de enfrentamiento" entre partidarios de Nicolás Maduro y de Juan Guaidó en el seno del Ejército.

Borrell ha hablado con el embajador español en Caracas, Jesús Silva, y éste le ha confirmado que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, "que inicialmente se suponía que estaba formando parte de este movimiento militar, ha anunciado su lealtad a Maduro", cosa que "hace suponer que el Ejército está dividido".

En declaraciones a periodistas tras participar en la entrega de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, ha explicado también que la Embajada ha aconsejado a la colonia española en Venezuela que de momento permanezca en sus casas y adopte las máximas precauciones y que se ha decidido cerrar el Consulado, provisionalmente, por motivos de seguridad, para evitar aglomeraciones y porque no se puede garantizar la seguridad de quienes acudan a las instalaciones.

Con todo, Borrell ha dejado claro que aún no tenía mucha información de la situación sobre el terreno y ha dicho no poder calibrar qué nivel de apoyo tienen los "movimientos" militares en apoyo de Guaidó. Mientras el embajador de Maduro en España, Mario Isea, acababa de decir a los periodistas que la situación estaba controlada, el ministro español ha dicho que él no tenía esa información, y que realmente no sabe cómo está la situación.

El presidente encargado, Juan Guaidó a quien España ha reconocido al igual que buena parte de la UE y del continente americano, se encuentra en una base militar en el centro de la ciudad (La Carlota) con el opositor Leopoldo López, liberado de su arresto domiciliario.

Según ha dicho, aún no ha podido hablar con los opositores venezolanos que residen en España ni tampoco con otros gobiernos europeos o americanos, pero que el Gobierno en funciones sigue de cerca la situación, también su presidente, Pedro Sánchez.

Borrell ha dejado claro que el Gobierno español apoya a Guaidó como presidente encargado porque esa es "la legalidad democrática", ya que Guaidó es el presidente de la única institución elegida democráticamente, la Asamblea Nacional. Desde el reconocimiento, ha recalcado, el Gobierno español insiste en llamar a la celebración de elecciones, porque ese "es el encargo que tiene el presidente interino".

El ministro se ha comprometido a seguir dando información sobre la situación en Venezuela a medida que la tenga y, destacando que estaba centrado en ese asunto, ha declinado responder a los periodistas que le preguntaban por posibles pactos postelectorales.

Contador