Actualizado 05/12/2009 19:09 CET

Cáceres Laica acusa a Zapatero de ceder ante presiones de un 'lobby' del PSOE

Crucifijo en las aulas
Reuters

TRUJILLO (CÁCERES), 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La asociación Cáceres Laica consideró este sábado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no retira los crucifijos de todos los centros educativos españoles sin excepción --aludiendo a los concertados y privados-- debido a "presiones" de un 'lobby' que, a su juicio, existe en el propio PSOE.

Así lo indicó, en declaraciones a Europa Press, la presidenta de este colectivo, Milagrosa Carrero, quien destacó que esta asociación se ha constituido para defender la libertad de conciencia y de laicismo en las instituciones públicas y cuyos miembros instan a la retirada de símbolos religiosos de "todos" los centros de enseñanza del país, ya sean públicos, concertados o privados.

"Creo que (Zapatero) tiene mucho miedo. Hay un lobby dentro del PSOE que está ejerciendo una gran presión, a pesar de que la mayor parte de la base del PSOE es laicista", opinó antes de apostillar que el presidente del Gobierno "tiene miedo a que se mueva algo", en alusiones a las posibles protestas que pudieran surgir desde sectores católicos de decidirse por la eliminación de los crucifijos, dado que "cualquier cosa que se mueva puede moverlo a él de su sitio" según sentenció. "Hay personas que tienen creencias religiosas profundas", observó.

Al respecto, la responsable de esta asociación indicó que es preciso "tener en cuenta" que se emplea "dinero público" en la financiación de los centros públicos y concertados, por lo que el Gobierno debe tener control del destino de esa aportación pública. "Por supuesto que tiene que controlarse cómo se gasta ese dinero, somos partidarios de defender la libertad de conciencia y eso supone que no haya símbolos religiosos", aseveró.

Asimismo, incidió en esta idea al argumentar que "en los colegios privados no se puede hacer lo que se quiera" puesto que por "ley" se ha "de garantizar una educación general para todos" en la que se supervise de un modo controlado "qué es lo que se enseña", para que la educación en todos los centros sea "igual e idéntica" en aspectos relacionados con "contenidos" y otras normas curriculares.

Para este colectivo, "en ningún caso" deberían de existir "símbolos religiosos" a la vista de los alumnos españoles y sugieren que se remplacen éstos símbolos por "mapas de contenidos didácticos" u otras informaciones divulgativas y formativas.

La presidenta de Cáceres Laica, que imparte clases de tecnología en el IES 'Francisco de Orellana', expuso que tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que sostiene que los crucifijos en las aulas violan la libertad religiosa "todas las asociaciones laicistas" del país ya han exigido al Ejecutivo la retirada de los símbolos religiosos "en la aplicación y desarrollo de la normativa europea" y "de la sentencia" emitida por el Tribunal de Estrasburgo.

"La normativa europea de los derechos humanos en su artículo 18 exige la libertad de conciencia" recordó y de un modo "más especifico" lo hace "la sentencia de Estrasburgo", que, a su juicio, "condena a los gobiernos europeos" para que éstos "retiren los crucifijos" de los centros.