Camacho dice que el "único" objetivo durante la tregua fue acabar con ETA y que nadie debe buscar "claves distintas"

Actualizado 30/06/2007 14:29:05 CET
Actualizado 30/06/2007 14:29:05 CET

Camacho dice que el "único" objetivo durante la tregua fue acabar con ETA y que nadie debe buscar "claves distintas"

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, asegura en una entrevista concedida a la revista de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) que el "único" objetivo del Gobierno durante los meses del alto el fuego permanente ha sido "acabar" con ETA y que "nadie debe buscar claves distintas" porque, dijo, "simplemente no han existido". Asimismo, pone de relieve que en la actualidad la organización terrorista está social y políticamente "más débil que nunca" porque el Estado de Derecho es "más fuerte que nunca".

En la entrevista, que recoge Europa Press, el 'número dos' del Ministerio del Interior defiende el trabajo realizado por el Ejecutivo durante los nueve meses que duró la tregua de la banda armada, que se ha encaminado a su derrota, un objetivo, dice, que se mantiene "intacto" en este momento.

"La única clave --sostiene-- ha sido acabar con ETA, sin negociaciones política, dentro del marco de nuestro Estado de Derecho y aplicando las leyes que los españolas nos hemos dado, empezando por la Constitución". Por tanto, Camacho subraya que "nadie debe buscar claves distintas porque, simplemente, no han existido".

"Los españoles merecen quitarse de encima el problema de ETA después de 30 años de democracia" y, por esa razón, "todos los esfuerzos ha tenido, tiene y tendrá" perseguirán ese objetivo. "Mi compromiso y el del Gobierno pasa por seguir trabajando con el mismo empeño y la misma determinación que lo hemos hecho hasta ahora para lograr que España y los españoles vivamos en paz y libertad", remacha.

En este punto, el secretario de Estado de Seguridad destaca la necesidad de dejar de "especular" sobre ETA y su capacidad porque, a su juicio, eso sólo sirve para "debilitar a los demócratas" y "despistar" sobre la labor esencial del Ejecutivo: "trabajar cada día para derrotar al terrorismo".

PIDE "NO ESPECULAR"

"Creo que es esencial que todos seamos responsables y no especulemos con hipótesis que no hacen otra cosa que potenciar y amplificar los mensajes de los terroristas", añade Camacho, quien asegura, a continuación, que "ETA está social y políticamente más débil que nunca porque nuestro Estado de Derecho es más fuerte que nunca". "Esto es lo que verdaderamente importa", zanja.

Asimismo, el responsable del Ministerio del Interior defiende con rotundidad el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante el alto el fuego de ETA, periodo durante el cual, reitera, "no han estado en tregua", sino que han seguido "trabajando, recabando información y desarticulando comandos".

"Los 92 de miembros y colaboradores de ETA detenidos durante el alto el fuego ponen de manifiesto que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no sólo no bajaron la guardia, sino que fueron extremadamente eficaces en la lucha contra el terrorismo", reseña.

Pero, además, han detenido desde el inicio de la legislatura a más de 300 etarras en España y Francia, y se han incautado de importante información, además de 400 kilogramos de explosivos, más de 200 armas cortas y 450 armas largas. Con estos datos en la mano, insiste, "es imposible pensar las Fuerzas de Seguridad del Estado se han relajado en algún momento".

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

En paralelo, Antonio Camacho ensalza la actuación de la Justicia contra ETA y todo su entramado y se felicita del trabajo del Gobierno por impulsar tanto la coordinación policial como la cooperación internacional contra el terrorismo.

En este punto, se refiere a Francia, con la que dice que el Ejecutivo español mantiene "un excelente nivel" de colaboración en la lucha contra el terrorismo "desde hace años, independientemente de las personas que ocupen el Gobierno en París o Madrid".

Tras agradecer al actual presidente francés, Nicolás Sarkozy, que "siempre haya mostrado su pleno apoyo a España en esta difícil tarea" --un respaldo que, recuerda, reiteró a José Luis Rodríguez Zapatero en su reciente visita a Madrid--, Camacho asegura que ambos países van a seguir trabajando conjuntamente.

"Esa colaboración es una potente arma contra ETA", agrega el secretario de Estado de Seguridad, quien aclara que "no hay discrepancias ni divergencias" en este sentido entre ambos países. Y, prueba de ello, es que tanto España como Francia comparten "una visión común" e impulsan, tanto en el ámbito bilateral como en el marco de la UE, medidas que "refuercen la capacidad para derrotar a los terroristas".

A Camacho se le pregunta sobre el nivel de colaboración de España con los países de Iberoamérica. A este respecto, señala que, a pesar de que algunos sectores sociales de la región mantengan una visión "romántica" de ETA, las relaciones son "magníficas" y sus gobiernos, además, "prestan una ayuda importante para dificultar la presencia de terroristas en ese territorio".

Positivamente valora también el nivel de colaboración con la Ertzaintza y el Gobierno vasco. "Tenemos el nivel de coordinación y trabajo conjunto de nuestra historia", presume Camacho, quien señala que "nadie debe dudar del compromiso que tienen todas las policías que trabajan en España en la lucha contra el terrorismo".

PROTECCIÓN DE CARGOS PÚBLICOS

A Antonio Camacho se le pregunta también por la protección de los cargos públicos de Euskadi y Navarra. Sobre esta cuestión, afirma que el sistema de protección establecido entre los gobiernos vasco y central "funciona", aclara que durante el alto el fuego "no se ha rebajado" el nivel de alerta de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sobre los amenazados por ETA y apunta que en el actual escenario de ruptura del alto el fuego el Gobierno destinará a este apartado "todo el dinero que sea necesario".

En este punto, recuerda que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) recogen una partida específica de casi 100 millones de euros destinados exclusivamente a la protección de cargos públicos y sedes en el País Vasco y Navarra, una cifra que "no ha dejado de incrementarse en los últimos tres años: ha crecido alrededor de un 30 por ciento desde 2004".

En concreto, y preguntado sobre si cree que los concejales del PNV deberían ser objetivo de protección, Camacho recalca que no es el Gobierno el que decide quién debe llevar escolta y quién no, si bien garantiza que si los ediles nacionalistas deben contar con escolta, "la tendrán". "No escatimaremos ningún esfuerzo para proteger la vida de todos los cargos públicos amenazados", incide.

Por último, a Camacho se le piden datos sobre los autores del atentado de la T-4. A este respecto, se limita a decir que tanto la Policía como la Guardia Civil trabajan para esclarecerlo. En todo caso, los españoles "no deben tener ninguna duda" de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Gobierno "trabajan para poner ante la Justicia a los responsables de ése y otros atentados terroristas".

"El Gobierno y los ciudadanos no están dispuestos a dejar de lucha para que nadie más se sume a la lista macabra" de víctimas del terrorismo, cuya memoria y recuerdo están siempre "presentes" en la sociedad, concluye.