Casado no quiere la "humillación" de un pacto de Sánchez con los independentistas tras las ofertas de JxCat y ERC

Mitin de campaña del Partido Popular en la Plaza de San Pablo, Valladolid.
Photogenic/Pablo Requejo - Europa Press
Publicado 13/04/2019 14:47:15CET

Reclama pasar del 'no es no' al 'sí es sí' al PP y alerta sobre Sánchez: "Es como dejar al zorro con las gallinas"

VALLADOLID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha pedido este sábado impedir la "humillación" de un pacto de Pedro Sánchez con los independentistas, tras los mensajes que han lanzado Junts por Cataluña (JxCat) y ERC para facilitar un Gobierno del PSOE. Por eso, ha afirmado que España "se la juega" y ha apelado al voto "patriótico, urgente y necesario" al PP porque "si se desune el voto se va a quebrar España".

Así se ha pronunciado en un acto al aire libre en la Plaza de San Pablo de Valladolid, después de que los candidatos de JxCat a las generales, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, y el candidato a la Alcaldía de Barcelona, Joaquim Forn, hayan ofrecido estabilidad de un Gobierno que dialogue y "no niegue el referéndum" como una de las soluciones para Cataluña, en un artículo publicado en 'La Vanguardia'. Paralelamente, el líder de ERC, Oriol Junqueras, también se ha ofrecido a Sánchez y ha defendido un pacto postelectoral "sin líneas rojas".

Ante unos 2.000 afiliados y simpatizantes del PP, según los organizadores, Casado ha afirmado que si gana Sánchez las elecciones volverá a pactar con los independentistas y Podemos, haciendo a Pablo Iglesias ministro del Interior, a Quim Torra de Administraciones Territoriales, a Carles Puigdemont titular de Exteriores y a Arnaldo Otegi titular de Justicia.

"Vamos a impedirlo. No podemos recibir esta humillación", ha proclamado, para avisar de que esto es "solo la guarnición del plato" que les espera el 29 de abril, tras las elecciones, si no lo evitan en las urnas. Según ha indicado, el "plato principal" es ERC, JxCAT, el PDeCAT y "también Otegi y Pablo Iglesias".

CREE QUE INDULTARÁ A LOS LÍDERES DEL 1-O

Una vez más, el presidente del PP se ha mostrado convencido de que Pedro Sánchez indultará a los líderes independentistas del 1 de octubre que ahora están siendo juzgados por el Tribunal Supremo. "Aunque el Supremo condene a los presos golpistas, Pedro Sánchez los va a indultar", ha afirmado, tras recordar que él ya le ha preguntado cinco veces por este asunto en el Congreso y no le ha contestado.

Tras insistir en que Pedro Sánchez es "un peligro público para España" y el presidente "más radical de la historia de España", ha señalado que "no hay bandera que pueda tapar con quien se ha aliado Pedro Sánchez" a pesar de que ahora se presenta con un "disfraz" de moderación y centralidad.

Además, ha salido en defensa del Rey y la Monarquía, acusando a ERC de querer "borrar al Rey de España". "Nosotros decimos 'Viva la Monarquía constitucional', 'Viva el Rey'. ¿Qué es eso de que venga Rufián a tachar el nombre del Rey?", ha enfatizado, para recordar que es el jefe del Estado al que todos han votado.

Ante un auditorio entregado, que gritaba 'presidente' 'presidente', Casado ha pedido pasar del 'no es no' que popularizó Pedro Sánchez tras las elecciones de junio de 2016 --cuando se opuso a abstenerse para facilitar la investidura de Mariano Rajoy-- a un 'sí es sí' al Partido Popular el 28 de abril, para que pueda llevar a cabo su "revolución fiscal" de bajada de impuestos y defensa de la unidad nacional y de la legalidad en Cataluña.

Por todo ello, ha pedido el voto a su partido porque respaldar a a Pedro Sánchez es como "dejar al zorro al cuidado de las gallinas", dado que, a su entender, acabará con las pensiones, subirá los impuestos, endeudará a los españole, intentará romper España, y "permitirá que los independentistas y batasunos manden sobre nuestras vidas".

RECUERDA A RIVERA QUE EL ADVERSARIO ES SÁNCHEZ

En su larga intervención, ha apelado al voto útil recordando que el reparto de escaños penaliza la fragmentación del espacio de centro-derecha. De hecho, ha dicho que es como "la quiniela", de forma que el que gana en una circunscripción se puede llevar "tres puntos". "Decir a los españoles que no vamos a defraudarlos", ha señalado, para añadir que España "está en una encrucijada histórica".

Casado ha comparado al PP con un coche que puede llevar al país a una situación "mejor". "Ese motor solo puede ser el del PP, el motor que ha demostrado que es fiable, que vale la pena y no defrauda", ha asegurado para avisar de que en estas elecciones "no hay segunda vuelta" ni "libro de reclamaciones" porque no se volverá a votar hasta dentro de cuatro años.

También ha afeado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sus críticas por acusar al PP de falta de energía cuando lleva su cuarta vuelta a España y más de 130.000 kilómetros. "Pero si llevamos siete veces más actos que ellos", ha resaltado, para pedir al partido naranja que "no se equivoque de adversario".

Contador