Catalá rechaza que la salida de Marchea del tribunal del 'procés' sea un gesto de Sánchez a los independentistas

Rafael Catalá
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/11/2018 13:20:40CET

Defiende la independencia de los jueces y lamenta las críticas al sistema vigente como si fuera un "juego de cromos entre partidos"

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Justicia Rafaél Catalá ha defendido este martes la independencia de los jueces en España y ha lamentado las críticas al sistema vigente describiendo como "un juego de cromos entre partidos" la elección del nuevo órgano de gobierno de los jueces. Además, ha rechazado que apartar al juez Manuel Marchena del tribunal del procés para colocarlo como presidente del CGPJ sea un gesto a los independentistas.

"Creo que hacer lecturas personalistas de este asunto pretende deslegitimar la independencia de nuestro tribunales y estaré siempre en desacuerdo con eso", ha declarado en los pasillos del Congreso el exministro, que ha negociado con el Ejecutivo del PSOE en nombre del PP el nuevo CGPJ.

La decisión de situar a Marchena al frente del Consejo le impedirá continuar al frente de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, encargada de dictar sentencia en el caso del proceso independentista en Cataluña, cuyo juicio, en principio, está previsto que se inicie en unos dos meses en el alto tribunal. Su salida dejará al magistrado Andrés Martínez Arrieta, de perfil progresista moderado, al frente del tribunal encargado del asunto del procés.

Al ser preguntado expresamente si cree que el Gobierno del PSOE ha hecho un gesto a los independentistas apartando a Marchena del tribunal que va a juzgar el 'procés', Catalá ha respondido que "en absoluto". "Nadie aparta a Marchena", ha enfatizado.

Dicho esto, ha señalado que si Marchena sale elegido "será presidente del Tribunal Supremo" y "será la primera vez" en la historia de España que asciende a ese cargo un presidente de Sala, con "toda la legitimidad" y "en una especia de promoción dentro de la propia carrera judicial".

Según ha añadido el exministro de Justicia, la Sala y la ponencia que enjucie el procés "estará conformada por magistrados de la Sala II, magistrados con décadas de experiencia" y "profesionales independientes".

UN SISTEMA DE ELECCIÓN ACORDADO EN EL PARLAMENTO

Catalá ha recordado que el sistema de elección de los vocales del CGPJ ha sido acordado en el Parlamento, que "representa a los ciudadanos". "Soy un demócrata convencido, las leyes deben aplicarse y mientras no cambie es el sistema que tenemos", ha manifestado.

Dicho esto, ha pedido "no mezclar" Poder Judicial con CGPJ porque los partidos políticos, ha explicado, no eligen a los jueces, que "son independientes", sino que están acordando la renovación del órgano de gobierno de los jueces que "no dicta sentencias" sino que tiene funciones disciplinarias y organizativas.

Ante esas críticas por el sistema de elección del Consejo, ha recordado que en su día se mostró abierto a cambiarlo si las asociaciones de jueces se ponían de acuerdo y eran "capaces de proponer un sistema alternativo mejor" al que hay en la actualidad.

Según Catalá, "aplicar las leyes vigentes nunca puede ser objeto de crítica". "Me parece que quien hace criticas a ese sistema como si fuera un juego de cromos entre partidos políticos hace un flaco servicio a la democracia y al Estado de Derecho", ha proclamado, para añadir que "no le consta" que Pablo Casado haya hablado con Pedro Sánchez de este asunto.

Tras insistir en que cada uno de los 1.500 jueces que hay en España son "totalmente independientes", Catalá ha lamentado "la filtración precipitada" del nombre de la persona que va a ser propuesta como presidente del Consejo, en alusión a Marchena, y ha desvinculado al PP de ese hecho. "Nosotros no hemos sido los que hemos dado el nombre de Marchena, que estaba en la negociación", ha apostillado.