Cayo Lara dice que España tiene ya 4 millones de parados debido a que 400.000 personas están en cursos de formación

Actualizado 04/03/2009 17:59:25 CET

Recalca que los concursos de acreedores han aumentado un 218% y reitera que IU apoyaría una huelga general

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, afirmó hoy que ya hay 4 millones de parados "reales" en España debido a la crisis económica, al tiempo que destacó que ha habido un 218% más de concursos de acreedores (antigua suspensión de pagos) de empresas en 2008 respecto al año 2007.

En rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria para presentar la campaña de IU 'Crisis, sí hay alternativa', Lara subrayó el aumento del paro en 154.058 personas en febrero que situó el número total de desempleados en 3.481.859, según datos del Ministerio de Trabajo, aunque advirtió de que "hay 400.00 parados más de gente que está haciendo cursos de formación o que piden trabajos específicos en determinados sectores que no se están computando en las cifras de las oficinas del INEM".

"Ya hay 4 millones de parados reales en España y 1,4 millones de personas al margen de los datos oficiales que no tienen ninguna cobertura de desempleo", agregó el máximo dirigente de IU, para quien las medidas del Gobierno central son "insuficientes y negativas" y acusó al Ejecutivo de haberse "puesto de rodillas ante la banca".

Así pues, Lara destacó que en 2007 hubo 855 concursos de acreedores de empresas, mientras que en 2008 se registraron 2.725 concursos, "un 218 por ciento más que el año anterior".

En este sentido, denunció que el plan del Gobierno de poner a disposición de la banca 50.000 millones de euros para la compra de activos ha sido utilizado por las entidades financieras "para paliar las deudas contraídas con la banca internacional y no han destinado el dinero al apoyo de las pequeñas y medianas empresas (pymes), que están despidiendo a trabajadores por los problemas de liquidez". En este sentido, reclamó que el Gobierno central ayude a las pymes a través de los créditos ICO.

Lara criticó que los 8.000 millones de euros para los ayuntamientos promovidos por el Gobierno "sólo resuelven el problema de los parados del mes de enero, pero no del resto de meses", al igual que resaltó que un 30 por ciento de los parados en el ámbito nacional son jóvenes" y que España supera "el 14 por ciento de desempleo cuando la media europea se sitúa en el 7 por ciento".

"ECONOMÍA DE CASINO"

En su opinión, dicha situación se debe al "modelo de desarrollo basado en el ladrillo" en el conjunto del Estado y la crisis de la construcción "es la que ha provocado la parte de incremento del plus que tiene la crisis en España respecto a la crisis financiera internacional", que recordó que "nació en Estados Unidos y la banca internacional ha estado jugando en una economía de casino y hay una burbuja cuyo volumen nadie se atreve a calificar".

A este respecto, apuntó que en España "la crisis está más agudizada porque no se ha hecho inversión fuerte en educación, industria o I+D+i, sino que se ha entregado en manos del ladrillo".

De este modo, acusó de ser "los responsables" de la crisis a banqueros y promotores inmobiliarios, relacionados con "todos los casos de pelotazos de corrupción íntimamente relacionados con la dinámica de locura del ladrillo", así como culpó al Gobierno por su "responsabilidad directa".

Por todo ello, Lara reiteró su apoyo a los sindicatos en caso de que decidan convocar "una huelga general contra el poder económico y un Gobierno débil entregado al poder económico y a fin de cambiar el modelo productivo". A su entender, dicha huelga es "cada día más necesaria".

"UN PLAN CONSTRUCTIVO"

Ante la crisis presentó un plan "constructivo" de IU para destinar 61.000 millones de euros en líneas de actuación para crear 1,9 millones de puestos de trabajo. Entre las cuantías y medidas que desglosó citó 3.000 millones para dar liquidez a las pymes a tipo de interés cero; 5.000 millones para familias que no tienen ningún ingreso; 10.000 millones de euros más para ayuntamientos; 36.000 millones en dos años para inversión pública; y creación de 120.000 puestos de trabajo públicos.

A ello sumó mayor inversión en justicia y más inspectores en la Agencia Tributaria "para investigar las grandes fortunas y a la gente que se ha hecho el agosto económico en estos 15 años de desarrollo en España y a quienes se han llevado la tajada gorda".

Planteó "sacar el dinero de 6,1 puntos del PIB, dar marcha atrás a reformas fiscales agresivas y acabar con la devolución de los 400 euros de IRPF y cargarse la supresión del impuesto del patrimonio". Al paquete de medidas que expuso y que contemplan 55.000 millones de euros añadió 6.000 millones de euros que "se sacarían de la deuda pública".