Celaá defiende que una abstención de ERC en la investidura no es depender de los independentistas

Publicado 05/07/2019 15:21:48CET
La ministra Portavoz, y de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, comparece ante los medios de comunicación tras la reunión del Consejo de Ministros en Moncloa.
La ministra Portavoz, y de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, comparece ante los medios de comunicación tras la reunión del Consejo de Ministros en Moncloa.Oscar Cañas - Europa Press

Aclara que los independientes que pueda proponer Podemos como ministros han de contar con la confianza de Sánchez

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha defendido este viernes que una investidura de Pedro Sánchez que saliera adelante con la necesaria abstención de ERC no equivale a hacer "depender" la formación de gobierno de este partido independentista.

"Nadie ha dicho que una abstención de ERC sea depender de ERC. Las fuerzas políticas hacen con sus votos en ejercicio de su autonomía e independencia política lo que les parece. Depender es una cosa y que voten es otra muy diferente", ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Sin embargo, es precisamente este argumento de no depender de los independentistas el que esgrime el Ejecutivo para intentar presionar a PP y a Ciudadanos para que faciliten con su abstención la investidura de Sánchez.

La propia Celaá ha abundado en el mismo argumento en otro momento de la rueda de prensa. "El presidente no quiere que el Gobierno de España dependa de fuerzas independentistas, lo que no significa otra cosa que el que no dependa de fuerzas independentistas, habida cuenta de que el comportamiento de esas fuerzas independentistas en un momento bien crítico como el que pasamos con los Presupuestos Generales del Estado hicieron caer por cierto, con el voto de PP y Ciudadanos, el Gobierno, acelerando las elecciones", ha recordado.

El PSOE tiene ya firmado el apoyo del diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y, si amarra también los 42 votos de Unidas Podemos y el de Compromís, ambos socios de gobierno en la Comunidad Valenciana, Pedro Sánchez sumaría 167 votos a favor. Esta cifra más la abstención de ERC ya le permitiría superar la investidura en segunda votación, donde sólo precisa más votos a favor que en contra.

En todo caso, Pedro Sánchez puede llegar a los 173 votos a favor si recaba además el apoyo del PNV, partido con el que los socialistas ya han pactado gobernar las capitales y diputaciones vascas.

Otra forma matemáticamente posible, siempre y cuando Unidas Podemos, PNV, Compromís y PRC votasen a favor, sería que los dos diputados de UPN se abstuvieran. Sin embargo, UPN siempre puso como condición que los socialistas renunciasen a gobernar Navarra. Además, esta fórmula -ya descartada-- presentaba el riesgo de perder los apoyos del PNV, sin los que no daría la suma.

Por lo que, una investidura que no dependiese de partidos independentistas necesitaría necesariamente la abstención de PP o Ciudadanos, que el PSOE no deja de reclamar, si bien hasta el momento Sánchez no les ofrece nada más que el poner en marcha la legislatura, permitiéndoles así ejercer su papel de oposición.

Preguntada por la última oferta que Sánchez ha planteado al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, para que le proponga nombres de independientes como ministros, Celaá ha querido dejar claro que, en todo caso, para que el presidente aceptase las sugerencias de los 'morados' tendrían que ser personas que fueran de su confianza.

"Él será el que tenga que determinar la composición de su Gobierno. Mencionó esa posibilidad. Corresponderá a la otra parte saber si la puede recorrer o no. Pero es el presidente el que configurará su Gobierno en términos de confianza con todos y cada uno de los miembros de su gabinete", ha explicado.

Celaá no ha dado detalles en cambio sobre la manera en la que Sánchez afronta su entrevista del martes próximo con Iglesias, más allá de prever que será una conversación larga en la que el candidato "hará todo el esfuerzo por conseguir un acuerdo". Eso sí, ha resaltado que hasta la fecha Podemos no ha "hecho movimiento alguno" desde su posición inicial, frente a la modulación de la postura del PSOE, que ha pasado de reclamar gobernar en solitario a aceptar la incorporación de Podemos en cargos intermedios en la Administración.

Lo que rechaza de plano el Gobierno y el PSOE es ceder en el Gobierno de coalición. No están dispuestos a que Podemos entre en el Consejo de Ministros por dos motivos. El primero, porque con ellos solos no llegan a la mayoría absoluta y "hay que dejar espacio abierto a otras formaciones" y dos, porque las dos formaciones no tienen el mismo modelo de país y difieren en asuntos tan sensibles como la crisis con el independentismo en Cataluña.

NO ES ALARMANTE LA TARDANZA EN FORMAR GOBIERNO

Pese a las dificultades de las negociaciones para formar Gobierno, Celaá ha intentado enviar a la ciudadanía un mensaje tranquilizador. En comparación con el tiempo que invierten otros países de nuestro entorno en formar gobierno, los tres meses que han pasado desde las elecciones del 28 de abril no supone "un tiempo alarmante", a juicio de la portavoz.

En cualquier caso, ha subrayado que el Gobierno no quiere ir a una repetición electoral en noviembre a pesar de que los sondeos les son favorables.

Contador

Para leer más