Un conductor de 13 años, acompañado por otros niños de 10 y 8, desencadena una persecución policial con un coche robado

Actualizado 14/01/2007 13:24:12 CET

COSLADA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un conductor de 13 años, acompañado por otros dos niños de 10 y 8 años, desencadenó una "peligrosa" persecución policial la pasada madrugada, en el término municipal de Coslada (Madrid), con un BMW que había sido robado.

Sobre las tres de la madrugada del sábado, la Policía Local del municipio observó como el vehículo de gran cilindrada, que circulaba por la calle Cañada Real de Merinas, realizó un brusco cambio de sentido al apercibirse de la presencia policial. El vehículo golpeó durante su huida a cuatro vehículos estacionados en la vía y escapó por un camino de tierra paralelo a la M-45.

Una vez en la rotonda de acceso a la M-45, el conductor del vehículo perseguido golpeó contra el coche patrulla de los agentes, momento que aprovecharon los policías para detener a los tres ocupantes del BMW. Para sorpresa de los agentes, se trataban de tres niños de muy corta edad.

Los agentes destacaron "la asombrosa pericia al volante" del conductor, de tan solo 13 años, así como "su arrojo", ya que intentó, con la puerta abierta del vehículo, lanzarse en marcha antes de ser interceptado. Los tres niños resultaron ilesos y los dos agentes contra los que chocaron recibieron asistencia médica por molestias en las cervicales, si bien, las lesiones de ninguno de ellos han revestido gravedad.

El coche de gran cilindrada que usaron los menores resultó ser robado. En un principio los menores, de etnia gitana, no facilitaron datos sobre sus padres, aunque dijeron residir en el poblado marginal "La Jungla", situado en la carretera que une el municipio de Mejorada del Campo con el distrito madrileño de Vicálvaro.

Al dispositivo iniciado en la persecución se unieron varios vehículos más de la Policía local, que acordonaron la zona, ya que con la arriesgada persecución, que duró unos diez minutos, se pensó que pudieran tratarse de peligrosos delincuentes.