Actualizado 31/12/2007 16:35 CET

Los conductores que superen los 80 km/h en el área de Barcelona a partir de medianoche ya serán sancionados

BARCELONA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los conductores que superen los 80 kilómetros por hora en el área metropolitana de Barcelona a partir de esta medianoche ya podrán ser sancionados, después de que entre oficialmente en vigor la medida implantada en fase de prueba el 1 de diciembre.

Como estaba previsto, a partir de mañana se sancionará con multas o pérdida de puntos a los conductores que desde las 00.000 horas del 1 de enero superen el nuevo límite en 12 tramos de autovías y autopistas de acceso a la capital catalana, en 16 municipios de las comarcas del Barcelonès y el sur del Baix Llobregat. La medida es una de las principales aprobadas por la Conselleria de Medio Ambiente para reducir la contaminación del aire en el área de la capital catalana.

Entre los tramos afectados se encuentran la autovía de Castelldefels, la A-2, la C-17, la C-58, la autopista del Garraf y la C-16. Los más largos son los 16 kilómetros de la C-31, entre Castelldefels y la entrada por la Gran Via, y los 13 de la C-32 entre Sitges y el Nus del Llobregat.

REDUCCIÓN DE ACCIDENTES.

El director del Servei Català de Trànsit (SCT), Josep Pérez Moya, explicó hoy en rueda de prensa que a parte de la reducción de las emisiones de gases contaminantes, la medida tiene el "valor añadido" de reducir la siniestralidad, algo que las "primeras impresiones" de la fase de pruebas ya evidencian. El objetivo es conseguir una disminución de entre el 35 y 50% de la siniestralidad, como ha sucedido en otras ciudades europeas donde funciona la misma medida.

Según los datos de Trànsit, durante el primer mes de aplicación de la limitación, aunque no se sancionaba, se ha reducido la velocidad media un 15%, pasando de 100 a 85 kilómetros por hora aproximadamente. Moya destacó esta reducción y la contrapuso al hecho de que en los últimos cuatro o cinco años sólo se había reducido cuatro o cinco kilómetros.

Uno de los casos más destacados es el de la autopista del Garraf, la C-32, donde hasta el 30 de noviembre se podía circular a 120 kilómetros por hora. La velocidad media entonces superaba los 100 kilómetros por hora, mientras que ahora está entre 82 y 84.

En los 20 primeros días de aplicación provisional de la medida, se detectó a unos 15.000 conductores que superaban el nuevo límite, y que serán advertidos por parte del SCT, aunque no sancionados. De estos, más de la mitad, unos 8.700, circulaban entre 80 y 90 kilómetros por hora, poco más de 4.000 iban entre 90 y 100 kilómetros por hora y sólo unos 2.100 superaban los 100 kilómetros por hora. De todos estos conductores, entre 5.000 y 6.000 habrían perdido algún punto del carné de conducir.

El director del SCT también se mostró "optimista" respecto al cumplimiento y aceptación --aunque sea bajo la amenaza de sanción-- de la norma, y puso como ejemplo la reducción del límite de velocidad en las Rondas de Barcelona. Por ello, agradeció el comportamiento de los conductores que cumplen los límites incluso en tramos donde "cuesta mantener" los 80 kilómetros por hora.

"Cada vez hay mayor conciencia de que la siniestralidad y la velocidad van asociados", opinó Moya, así como sobre la necesidad de reducir la contaminación del aire.

A principios de febrero, Trànsit tendrá listo un informe que analizará minuciosamente el cambio de comportamiento de los conductores en las distintas vías según los tramos y las horas, así como la reducción de accidentes.

Lo más leído

  1. 1

    Una explosión en una residencia sacerdotal en pleno centro de Madrid deja cuatro muertos y una decena de heridos

  2. 2

    Explosión en Madrid | Directo: La demolición controlada de las plantas superiores será mañana a primera hora

  3. 3

    ¿Cuándo se estrenan nuevos capítulos de Wandavisión (Bruja Escarlata y Vision) en Disney+?

  4. 4

    Melania Trump, del luto riguroso a un look de lo más colorido al llegar a Florida

  5. 5

    Sanidad anuncia que el siguiente grupo vacunado serán los mayores de 80 años