El Congreso amplía la cooperación cultural con Iberoamérica, aunque el PP lo ve inoportuno tras lo ocurrido en la Cumbre

Actualizado 20/11/2007 19:21:05 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso aprobó esta tarde por unanimidad una propuesta del PSOE para impulsar la apertura de centros culturales de la Agencia Española de Cooperación (AECI) en Iberoamérica. Pese a su apoyo, el PP comentó que la iniciativa le parece "inoportuno" tras lo ocurrido en la clausura de la última Cumbre Iberoamericana, pues algunos de los países donde se pretende aumentar la presencia española, como Nicaragua, Bolivia o Venezuela, han criticado a nuestras autoridades.

La iniciativa del PSOE, registrada el pasado 11 de octubre y defendida hoy por la diputada Mariví Monteserín, se basa en el diagnóstico de que los Centros Culturales de la AECI se han ido creando "de forma muy puntual, sin una previsión de futuro a medio y largo plazo y sin un modelo general definitorio".

Como ejemplo se argumenta que en este legislatura se han creado nuevas unidades de la cooperación española en el exterior en Brasil, Honduras, Ecuador y Bogotá, y en cambio no hay centros culturales en países identificados como "prioritarios" o "preferentes" en el Plan Director de la Cooperación Española.

PRIMAR A BOLIVIA, NICARAGUA Y VENEZUELA.

La propuesta del PSOE es abrir al menos un Centro Cultural en cada país de Latinoamérica acorde con su importancia demográfica, realidad geopolítica y dinámica cultural, y siempre con el objetivo de desarrollar el Plan Director de Cooperación, primando a los países que allí se mencionan.

Eso supone, en la práctica atender países "prioritarios" como Bolivia --que se ha alineado con las tesis de Hugo Chávez--, y Nicaragua --la intervención de cuyo presidente, Daniel Ortega, motivó que el Rey abandonara la clausura de la Cumbre Iberoamericana--, y a "preferentes" como Venezuela.

Por ello el portavoz de Cooperación del PP, Gonzalo Robles, aseguró en el debate que la propuesta del PSOE le parecía "profundamente inoportuna", habida cuenta lo ocurrido en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile.

En ese sentido, y aunque anunció el voto a favor de su grupo, reprochó a los socialistas que los centros culturales españoles se vayan a extender a países cuyos presidentes han dicho "cosas tan gruesas" sobre España, su Jefe del Estado, sus embajadores y sus empresas.