Publicado 23/01/2019 17:54CET

Consenso en el Congreso para concretar los cacheos e identificaciones de la Policía en la 'Ley Mordaza'

Policía Nacional concentrada en Vía Laietana de Barcelona
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

Barajan reducir el tiempo de identificación en comisaría y permitir al ciudadano hacer una llamada, aunque no se esté detenido

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios del Congreso han coincidido en la necesidad de que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como 'ley mordaza' por sus detractores, regule de forma más precisa cómo deben ser los cacheos e identificaciones que realiza la Policía tanto en la vía pública como en comisaría, con el fin de que los agentes tengan claro cómo actuar en cada caso.

Éste es uno de los principales consensos que se han alcanzado en la segunda reunión de la ponencia de la Cámara Baja que se encarga de estudiar la reforma de esta ley que el PP aprobó en solitario en 2015 y que fue recurrida en el Tribunal Constitucional por el PSOE y otros grupos de la oposición.

La ponencia dio el pasado 27 de noviembre el 'pistoletazo de salida' a la discusión de la proposición de ley del PNV para reformar la referida ley y de las más de 200 enmiendas que los grupos parlamentarios han presentado.

En aquel primer encuentro, los grupos analizaron 13 de los 54 artículos de los que consta la Ley de Seguridad Ciudadana -- rebautizada como 'Ley Mordaza' con sus detractores-- sin contar con las disposiciones adicionales.

OTROS DIEZ ARTÍCULOS

Y en la cita de este miércoles, que se ha prolongado durante casi cinco horas, han conseguido revisar diez más, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias. En concreto, han desgranado el grueso del Capítulo III, que contempla las actuaciones para el mantenimiento y restablecimiento de la seguridad ciudadana.

Entre otros asuntos, la ponencia ha analizado las potestades generales de los policías, la identificación de personas, los registros corporales externos, la restricción del tránsito y controles en las vías públicas o las comprobaciones y registros en lugares públicos.

Así, los grupos han acordado redactar de forma más concreta y precisa el artículo relativo a los registros corporales externa para que quede bien diferenciado cómo deben actuar los agentes policiales en caso de que el cacheo sea en la vía pública o en comisaría.

Como regla general, los grupos están de acuerdo en que en los cacheos superficiales en la vía pública no se pueda desnudar a la persona, salvo que se trata de una situación de extremo riesgo o emergencia, y en que éstos deben hacerse con "proporcionalidad" y con respeto a la intimidad, así como a la identidad sexual de la persona.

Asimismo, han resuelto preguntar al Ministerio del Interior cuánto debe ser el tiempo máximo que necesita la Policía para identificar en comisaría a una persona, ya que la vigente norma habla de seis horas pero varios grupos consideran que este plazo es excesivo.

CONTINUARÁ EN FEBRERO

Además, los grupos coinciden en que la conveniencia de que la reforma legal contemple la obligación de que en estos casos la Policía facilite la realización de una llamada de teléfono, en caso de no tener un móvil operativo, para que el ciudadanos objeto de identificación pueda comunicar cuál es su situación, pese a no tratarse de una detención.

En este capítulo también se incluyen cuestiones relativas al mantenimiento de la seguridad ciudadana en reuniones y manifestaciones, uno de los asuntos más controvertidos de la ley, pero la ponencia ha decidido abordarlo en próximas reuniones, al igual que el apartado relativo al régimen sancionador. Las próximas citas se prevén para el 6 y 7 de febrero.