Coronel de la Guardia Civil pide espíritu crítico para combatir la desinformación

Niña y familia utilizando ordenador
PIXABAY - Archivo
Publicado 09/10/2018 13:32:09CET

Explica en el Congreso el temor de que el terrorismo yihadista recurra a cibercriminales que venden sus servicios

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El coronel del Área Técnica de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, Luis Hernández, ha situado este martes en el Congreso la desinformación como uno de los principales problemas a los que se enfrenta la sociedad y ha subrayado la necesidad de la educación para combatirla, formando a los jóvenes con "espíritu crítico" y capacidad de análisis.

El coronel ha comparecido en el Congreso para informar sobre cuestiones relativas a la ciberseguridad en España ante la Comisión de Seguridad Nacional, por la que durante los últimos meses han pasado numerosos expertos en la materia del ámbito privado y civil.

El tema de la desinformación ha sido sacado a colación por varios portavoces de los grupos parlamentarios, ante lo que Hernández ha reconocido que se trata de un "problema" al que la sociedad debe hacer frente de forma decidida "si no quiere verse seriamente afectada".

Según ha reconocido, combatir las fuentes de estas 'fake news' es muy complicado, ya que aunque sean detectadas por las fuerzas de seguridad del Estado se multiplican muy rápidamente. Por ello, ha puesto el foco en la formación, sobre todo de los jóvenes.

A su juicio, se debe intentar que la ciudadanía adquiera "espíritu crítico". "Que los jóvenes no se crean todo y retuiteen sin pensar", ha explicado de forma gráfica insistiendo en la necesidad de que aprendan a contrastar la información y obtenerla de diferentes fuentes para poder formarse una opinión propia.

El coronel Hernández también ha situado la educación como uno de los pilares fundamentales para garantizar la ciberseguridad. Y para demostrarlo ha preguntado a los diputados cuántos disponían de sistemas antivirus en sus teléfonos móviles, los dispositos más afectados por ciberataques durante los últimos años, según ha explicado.

En este marco, ha asegurado que España está en buena posición respecto a la protección contra los ciberataques, pero ha reconocido algunas deficiencias como la incertidumbre presupuestaria, la incertidumbre en la sostenibilidad de los recursos humanos o la dificultad de la administración para reclutar personal altamente cualificado, ya que prefiere trabajar en la empresa privada por las mejores retribuciones o incluso emigrar fuera de España. De hecho, ha alertado de que España se dedica a formar a los expertos en ciberseguridad del resto de países europeos.

SEIS AÑOS DE RETRASO

En concreto, ha revelado que el departamento de la Guardia Civil dedicado a este ámbito lleva seis años de retraso respecto a los planes iniciales debido a los efectos de la crisis. Y por ello ha pedido a los diputados que "tomen nota" de esta situación e insten al Ejecutivo a mejorar la seguridad "porque de ello dependen el futuro y el bienestar de la sociedad española".

Y ha abogado por la firma de un pacto nacional por la ciberseguridad poniendo como ejemplo el "éxito" del pacto antiterrorista y como medio para asegurar una financiación y objetivos estables.

En este sentido, el coronel Hernández ha reconocido que el ciberterrorismo es una de las principales preocupaciones de su departamento por el impacto que puede tener, aunque aún su relevancia real es escasa.

Y ha alertado de la existencia de cibercriminales con altas capacidades que ponen a la venta sus servicios delictivos. "Existe la preocupación de que los terroristas acudan a esos cibercriminales", ha reconocido en alusión al terrorismo yihadista.

LOS GUARDIAS CIVILES DEJAN LA IDEOLOGÍA EN CASA

En esta comparecencia, el coronel de la Guardia Civil ha evitado el debate con los representantes de ERC y En Comú que han abordado la situación de Cataluña y cuestionado la labor de las fuerzas de seguridad en el referéndum del 1-0 o las investigaciones posteriores sobre el 'procés'.

Sin embargo, sí que ha querido subrayar que la Guardia Civil investiga aquellos delitos que están recogidos en el Código Penal y siempre bajo la tutela de un juez de instrucción. "Somos auxiliares de la justicia", ha subrayado garantizando que los agentes "dejan en casa" su ideología cuando se ponen el uniforme de la Benemérita para actuar "con absoluta neutralidad".

Contador