1 de abril de 2020
 
Actualizado 27/02/2020 17:14:06 +00:00 CET

Crece la preocupación por los problemas económicos, el paro, los políticos y Cataluña, según el CIS

Sede del CIS
Sede del CIS - EUROPA PRESS - Archivo


Aumentan quienes valoran positivamente la coyuntura política con el Gobierno ya en marcha y los que creen que la economía irá mejorando

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El barómetro de opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente a este mes refleja un incremento de la preocupación por los problemas económicos, el paro, el mal comportamiento de los políticos y la independencia de Cataluña.

El sondeo, hecho público este jueves, se basa en un total de 2.957 entrevistas realizadas en 296 municipios de 49 provincias entre los días 1 y 11 de febrero.

En aquel periodo seguía la polémica sobre la reunión entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, y, concretamente el 6 de febrero, el presidente Pedro Sánchez se reunía con el 'president' Quim Torra, en Barcelona, y acordaban poner en marcha la mesa de diálogo que se estrenó este miércoles.

El primer puesto de la lista de problemas nacionales sigue ocupado por el paro, que registra menciones en el 60,2% de los cuestionarios, subiendo 1,3 puntos respecto al mes anterior y volviendo a rebasar la barrera del 60%, que no superaba desde el pasado mes de noviembre.

MALOS DATOS DEL PARO

Este incremento coincide con la publicación a principios de febrero de los datos que demostraban que enero había cerrado con más de 90.000 nuevos inscritos en las oficinas públicas de empleo --el mayor aumento de los últimos seis años-- y con una caída media de la afiliación de 244.000 personas respecto a diciembre, el peor arranque de año desde 2013.

En la segunda plaza repite la inquietud por los problemas económicos, que sube aún más que la genera el paro. En concreto, las alusiones a la coyuntura económica suman 3 puntos más que en enero y llegan hasta el 30,1%, acercándose de nuevo a su récord de los últimos años, el 30,5% de diciembre.

Para su barómetro de enero el CIS modificó las categorías que desde hace décadas figuraban en la tabla de problemas de España que se incluye en sus barómetros mensuales y dividió en tres apartados las menciones negativas hacia los políticos que antes se agrupaban en una que se había consolidado como la segunda preocupación de los encuestados.

En este nuevo barómetro, el organismo que preside el socialista José Félix Tezanos sigue la misma pauta. El sondeo de febrero evidencia un aumento de la preocupación por el "mal comportamiento de los políticos", que sube siete décimas --hasta el 19%-- y pasa del cuarto al tercer puesto de la lista de problemas. Ahora el cuarto es para los problemas políticos, que cosechan un 18% de menciones, 3,7 puntos menos que en el mes anterior.

PROBLEMAS PERSONALES

En la quinta plaza repite la corrupción (17,3%), seguida de los problemas relacionados con la calidad del empleo --con un 15,9%, un punto más que el mes anterior-- y de la sanidad --que cae un punto y medio hasta el 15,4%. Por su parte, la independencia de Cataluña, que inició el año en el 10,7%, sube ahora al 11,1%, pero manteniéndose como undécimo problema de España.

La lista de problemas que más afectan personalmente a los entrevistados está también liderada por el paro y los problemas económicos, con un 27,1% y un 26,2%, respectivamente. A continuación, todos entre el 17,7 y el 17% figuran, de más a menos, los relacionados con la calidad del empleo, la sanidad y las pensiones, mientras que la educación se queda en un 11,4%.

Respecto a la situación política, crecen los que la valoran positivamente, que pasan del 7,6% de enero al 9,4%, una vez que ha echado a andar el nuevo gobierno de PSOE y Unidas Podemos. No obstante, aún no llega al récord del pasado mes de mayo cuando, tras las elecciones del 28 de abril, alcanzó el 9,9%. En paralelo, quienes descalifican la coyuntura política bajan 5,5 puntos, hasta el 57%, pero sin llegar tampoco a su cota más baja, también de mayo de 2019.

Con la vista puesta en febrero de 2021, el 23,1% espera que para entonces la política esté mejor, frente al 28,4% que augura lo contrario. Para el 18,2% en el último año ha mejorado, una opinión de la que difiere el 32%.

La situación económica es buena o muy buena para el 6,8% y mala o muy mala para el 46%. Ambos porcentajes suben muy poco respecto a enero. Donde sí se registra más variación es en las perspectivas para dentro de un año, ya que suben casi dos puntos (19,4%) quienes confían en que mejore) y caen casi tres quienes pronostican que empeorará (32,5%).