La delegada del Gobierno en Cataluña espera que en los actos por los atentados las víctimas se sientan "acompañadas" y

Teresa Cunillera en una entrevista en la Cope
COPE
Actualizado 10/08/2018 9:35:44 CET

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha afirmado este viernes que en los actos de los próximos 17 y 18 de agosto en Barcelona y Cambrils (Tarragona), respectivamente, por los atentados terroristas perpetrados el año pasado, el objetivo es que las víctimas y las familias de los fallecidos se sientan "acompañadas" y, por lo tanto, quien busque otro objetivo será "juzgado por sus actos".

"El objetivo principal del acto es mostrar el respeto, la cercanía y el cariño que tenemos a las víctimas y a sus familiares", y "no deberíamos dejar que nada enturbiara ese objetivo", ha dicho en declaraciones a la cadena COPE, recogidas por Europa Press.

Cunillera, que ha recordado que el homenaje de Barcelona lo organiza el Ayuntamiento, ha dicho que el Gobierno ofrece su disposición para que tenga "el mayor de los éxitos". "Tengo mucha confianza en que las víctimas salgan de este acto reconfortadas y acompañadas", ha añadido.

Respecto al rechazo del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, a que el Rey Felipe VI asista a este evento, la delegada del Gobierno ha defendido que en un acto como este están convocados "todos", también el jefe del Estado. "El Rey sabe que puede contar con nuestra colaboración, solo faltaría", y "vamos a asegurar que todo el mundo pueda ir a ese acto", ha agregado.

PIDE NO FOMENTAR LA "CONFRONTACIÓN"

En cuanto a la actitud de Torra, ha preferido no comentarla argumentando que, cuando se habla de un acto por el aniversario de unos atentados, no hay que entrar en la "confrontación", porque de esa manera se hace "un mal favor a la sociedad y, especialmente, a las víctimas".

"Cada uno luego seremos juzgados por nuestros actos y tendremos que dar respuesta por aquello que hayamos hecho", ha manifestado, expresando su convencimiento de que el homenaje "saldrá bien". "Y si alguien se empeña en que salga mal, habrá que estar alerta para que no lo consiga", ha agregado.

Para concluir, la delegada del Gobierno en Cataluña ha abogado por transmitir un "mensaje de concordia": "Dejar por un instante aquello que nos separa para unirnos en torno a las víctimas", y apartar "otros temas que interfieran".