El PNV afea a Rajoy que haya dejado pasar la oportunidad de afianzar la convivencia en Euskadi

Publicado 25/02/2015 10:31:09CET
Aitor Esteban en el Debate sobre el estado de la Nación
EUROPA PRESS

Le pide que no ignore la "demanda mayoritaria y democrática", tanto de Cataluña como del País Vasco, de una "segunda Transición"

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha reprochado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que haya "dejado pasar la oportunidad" de afianzar la convivencia en el País Vasco y ha lamentado que siga siendo "rehén de su pasado, tanto como lo es el entorno político-social de ETA".

Durante su intervención en el Debate sobre el estado de la Nación, Esteban ha subrayado que "la paz es más que la ausencia de violencia y la convivencia es más que la paz", por lo que ahora es necesario "restañar las heridas" de la sociedad vasca tras 30 años de terrorismo. "Sin embargo, ha perdido usted, inexplicablemente, toda la legislatura sin abordar esta tarea", le ha dicho al presidente.

El portavoz del PNV ha pedido movimientos a unos y a otros: a ETA, su desarme y "el reconocimiento del daño injusto causado", y al Gobierno, "otra política penitenciaria" y que ponga fin al "régimen de excepción judicial" y se promueva el acercamiento de presos, porque es el momento de actuar "con inteligencia y magnanimidad".

Según el PNV, Euskadi nunca ha estado en la agenda del Gobierno, que ha tratado con "indiferencia" al Ejecutivo de Iñigo Urkullu cuando este le ha planteado, en un "espíritu constructivo", las cuestiones que le preocupan. "Ha dado la callada por respuesta", ha añadido.

CENTRALISMO

Además, Esteban ha criticado el carácter "marcadamente centralista" de las políticas del Gobierno, que, "aprovechando la complicada coyuntura económica", ha aprobado leyes y decretos ley que, a su entender, invaden las competencias del País Vasco. Así, ha apuntado que el Estatuto de Autonomía sigue sin cumplimentarse en lo relativo a prisiones y seguridad social y varias competencias exclusivas han sido "limadas".

En este contexto, se ha referido a la cuestión catalana, advirtiendo a Rajoy de que, "por mucho que intente mirar hacia otro lado, el problema no va a solucionarse". "Hacer oídos sordos a una demanda mayoritaria y democrática", tanto en el caso de Cataluña como el de Euskadi, "argumentando como única razón que el ordenamiento jurídico no lo permite" es una actitud que hará que el problema "se enquiste", ha afirmado.

Por eso, le ha recomendado entablar un diálogo sincero y realista para alcanzar un acuerdo a través del reconocimiento de "la pluralidad del Estado". En cualquier caso, ha confiado en que el futuro no será "la mayoría absoluta del PP", sino un futuro de "negociación y entendimiento" que contemple para Euskadi y Cataluña "una segunda Transición".

INVESTIGAR LAS DENUNCIAS DE TORTURA

Esteban también ha señalado la "pérdida de calidad democrática" que constata en la legislación en materia de política interior y libertades, una regulación "autoritaria" que, como en el caso de la modificación del Código Penal, además se ha adoptado "deprisa y corriendo". Igualmente, ha censurado la "voluntad de ignorar las denuncias de tortura" en Euskadi, que "podrán ser ciertas o falsas, pero deben ser investigadas".

En un ámbito más general, ha afeado al Gobierno y al PP su "racanería" y sus prisas al negociar las leyes y al debatirlas, demostrando un "absoluto desprecio al parlamentarismo", y sus medidas contra la corrupción, donde "quedan deberes que hacer". A continuación, ha lamentado que Felipe VI no haya establecido una ronda de contactos con los portavoces parlamentarios y se haya limitado a "seguir con la agenda de su padre".

En materia económica, el portavoz del PNV aprecia una actitud de "autocomplacencia" en Rajoy y le ha avisado de que "a la gente no le gusta que le tomen el pelo". Si bien ha admitido que la recesión ha quedado atrás, ha recalcado que la crisis no ha finalizado y que el empleo que se crea es "poco cualificado, temporal y mal remunerado".

En su opinión, no se puede aplicar únicamente una política de austeridad que condenaría a España a "una crisis eterna", sino que se debe combinar con medidas de impulso de la economía. En cuanto a las medidas sociales anunciadas por el presidente durante el Debate, ha lamentado que haya esperado a un año electoral para presentarlas.

Para leer más