Publicado 12/01/2015 19:08CET

Defensa dice que puede rescindir el contrato con Cleanet si el impago de las nóminas afecta al servicio que le presta

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa podría rescindir el contrato que mantiene con Cleanet, la empresa concesionaria de los servicios de limpieza en varias instalaciones militares, en caso de que el impago de las nóminas, una situación que se prolonga desde el pasado agosto, conlleve un incumplimiento del servicio que debe prestar.

Así lo expone el departamento que dirige Pedro Morenés en una respuesta a varios grupos parlamentarios que se habían interesado por el conflicto en esta empresa, que está encargada de la limpieza en instalaciones del ministerio en A Coruña, Ferrol, Santiago, Marín, Murcia, Cartagena, Alcantarilla, San Javier, Granada, Sevilla, Córdoba y Rota. Los trabajadores de Cleanet llevan meses de movilizaciones para exigir a la empresa que pague las nóminas.

Según explica Defensa en su respuesta parlamentaria, el ministerio "ha venido realizando un seguimiento" de este conflicto laboral" con el objetivo de "analizar las dificultades planteadas y conocer los motivos de la falta de liquidez de la empresa" para así poder "agilizar los pagos pendientes".

De este modo, asegura que "desde el Ministerio de Defensa se está instando al contratista a que adopte las medidas precisas para solucionar la situación lo antes posible y evitar mayores perjuicios a los trabajadores".

CUMPLIR LAS OBLIGACIONES DEL CONTRATO

Pero eso sí, deja claro que Defensa "debe respetar las facultades atribuidas al empleador, en particular las de dirección y organización del trabajo", y afirma que "salvo los retrasos en el abono de determinadas nóminas, no se han recibido otras quejas sobre el incumplimiento de obligaciones laborales" por parte de Cleanet.

No obstante, remarca que en caso de que la empresa incumpla esas obligaciones, el ministerio debe "exigir su corrección y en caso contrario proceder a la no conformidad en la recepción del servicio". Incluso, añade, pueden imponerse "penalidades".

Esto lleva a que en el ministerio se puedan estar planteando la posibilidad de rescindir el contrato con Cleanet, ya que las huelgas y protestas llevadas a cabo por los trabajadores podrían estar empezando a afectar a la prestación del servicio de limpieza.

En todo caso, el ministerio subraya en su respuesta a los grupos parlamentarios que por su parte ha tramitado "regularmente los pagos por los servicios recibidos" de la empresa de limpieza.