Defensa vuelve a prometer la limitación del ruido de las actividades militares, pendiente desde hace años

Archivo - Aviones caza durante el ejercicio 'Eagle Eye' 2023, en la base aérea de Son Sant Joan, a 22 de marzo de 2023, en Palma de Mallorca, Mallorca, Islas Baleares (España).
Archivo - Aviones caza durante el ejercicio 'Eagle Eye' 2023, en la base aérea de Son Sant Joan, a 22 de marzo de 2023, en Palma de Mallorca, Mallorca, Islas Baleares (España). - Isaac Buj - Europa Press - Archivo
Publicado: domingo, 7 abril 2024 13:10

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa elevará durante este año al Consejo de Ministros una iniciativa para incluir las actividades militares en la Ley del Ruido, que hasta ahora las excluye de su ámbito de aplicación y se rigen por una legislación específica, una iniciativa que arrastra desde 2022.

Según consta en el Plan Anual Normativo de la Administración General del Estado para 2024, consultado por Europa Press, el departamento que dirige Margarita Robles propone aprobar un real decreto para extender la legislación del ruido, aprobada en 2003 para prevenir los daños que la contaminación acústica puede causar en la salud humana, los bienes o el medio ambiente, a las actividades militares.

El real decreto de Defensa regulará el ruido en el ámbito de las actividades militares, "previniendo, vigilando y minimizando, en la medida de lo posible, la contaminación acústica" provocada por las mismas "con la finalidad de evitar y reducir los daños" que de ella puedan derivarse.

Eso sí, siempre que todo ello sea "compatible" con la misión de las Fuerzas Armadas y "sin menoscabo de la salvaguarda" de los intereses de la Defensa Nacional, así como de la seguridad y eficacia de sus organizaciones e instalaciones.

El Ministerio de Defensa alude a la aviación militar en el entorno de las bases aéreas, que producen ruido de mayor o menor intensidad, como fuente de contaminación acústica. En su página web el departamento ya indica que "procura minimizar el impacto acústico" de sus actividades mediante el uso de procedimientos de abatimiento sonoro en las maniobras de vuelo y en la puesta en marcha de medidas que, en lo posible, ayuden a mitigar el ruido.