4 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 14:40:07 +02:00CET

Denuncian al delegado del Gobierno en Navarra por no prohibir la concentración en Pamplona a favor del etarra Patxi Ruiz

Una dotación de bomberos apaga un contenedor de basura que los manifestantes han prendido en señal de protesta durante la manifestación celebrada en Pamplona en apoyo al preso etarra Patxi Ruiz
Una dotación de bomberos apaga un contenedor de basura que los manifestantes han prendido en señal de protesta durante la manifestación celebrada en Pamplona en apoyo al preso etarra Patxi Ruiz - Eduardo Sanz / Europa Press

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Villacisneros ha presentado una denuncia en la Audiencia Nacional contra el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, por no haber prohibido la concentración de apoyo al terrorista de ETA Patxi Ruiz el pasado 14 de mayo en Pamplona.

Según la denuncia, la concentración tuvo lugar a las 20.15 horas en la plaza Ezkaba de la capital navarra a favor del preso etarra, que dice estar en huelga de hambre y cumple una condena de 30 años de cárcel por el asesinato del concejal de UPN Tomás Caballero.

El delegado del Gobierno en Navarra, pudiendo haber dictado resolución de prohibición de la concentración referida en el apartado primero, se limitó a señalar que en la misma 'se deberá respetar las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del covid-19'", explica la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Para la Fundación Villacisneros, la concentración en Pamplona supuso un "acto de humillación" a las víctimas del terrorismo, a pesar de que la Ley de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo dicta que "el Estado asume la defensa de la dignidad de las víctimas".

Según la denuncia, en el apartado tercero de la citada norma se establece que las administraciones públicas "prevendrán y evitarán la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación a las víctimas o de sus familiares, exaltación del terrorismo, homenaje o concesión pública de distinciones a los terroristas", y que son los delegados del Gobierno los que "velarán por el cumplimiento de la obligación establecida en los apartados anteriores".

"Los actos de homenaje y enaltecimiento a terroristas, así como aquellos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación a las víctimas del terrorismo, como es el caso referido, se encuentran tipificados como delito en el artículo 578 del Código Penal", añade el escrito.

De este modo, la fundación pide al juzgado en el que recaiga la denuncia que "investigue el desarrollo del acto celebrado como consecuencia de la resolución dictada por el delegado del Gobierno" y que "efectúe la oportuna instrucción para depurar las responsabilidades penales a que hubiere lugar".

"DEJACIÓN DE FUNCIONES"

En opinión del presidente de la fundación, Iñigo Gómez-Pineda, "permitir esta concentración es una dejación de funciones y debe tener consecuencias". "Es más que un acto de cobardía, supone incumplir la obligación de asumir la defensa de la dignidad de las víctimas que la ley encomienda al Estado y, de manera singular en esta materia, a los delegados del Gobierno", apunta.

Esta denuncia no es la única iniciativa presentada en la Audiencia Nacional en relación a los actos del pasado fin de semana en País Vasco y Navarra a favor del preso etarra Patxi Ruiz, ya que el pasado lunes la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) presentó un escrito en la Fiscalía pidiendo que se investigaran los hechos por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo y/o humillación a las víctimas.

La AVT solicitó al Ministerio Público que requiera informes a la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Foral de Navarra y la Ertzaintza sobre las convocantes de los citados actos de homenaje y el desarrollo de los mismos, así como de los episodios de violencia callejera.

Contador