(I-D) La vicesecretaria de Desarrollo Sostenible del PP, Paloma Martín; el coordinador general del PP, Elías Bendodo; la secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra; el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo; la vicesecretaria de Organización Territo
(I-D) La vicesecretaria de Desarrollo Sostenible del PP, Paloma Martín; el coordinador general del PP, Elías Bendodo; la secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra; el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo; la vicesecretaria de Organización Territo - A. Pérez Meca - Europa Press
Actualizado: lunes, 12 febrero 2024 10:53

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Varios cargos del PP consultados por Europa Press han coincidido este domingo en expresar su desconcierto e incredulidad ante el hecho que la dirección nacional del PP esté "enredada" con el indulto al expresidente catalán Carles Puigdemont en plena campaña gallega. De hecho, algunos temen que este "error" pueda tener consecuencias en la estrategia del candidato del PP, Alfonso Rueda, para revalidar la Xunta de Galicia.

"Estas cosas sería mejor que no ocurrieran", ha señalado un cargo territorial del PP. "Yo no lo he entendido. Estamos a mitad de campaña", asegura otro veterano dirigente del partido. "Está claro que es mejor hablar de Marlaska y del campo", subraya un diputado nacional. "Estoy alucinado y sorprendido", resume un senador.

Son algunos de los comentarios que han expresado en privado dirigentes del PP y que resumen la "perplejidad" que este domingo ha recorrido las filas del PP ante las informaciones recogidas por varios medios de comunicación acerca de que, según fuentes del PP, Feijóo estaría abierto a un indulto a Puigdemont condicionado a que sea juzgado y a que rechace la vía unilateral. Según las mismas fuentes, el partido habría estudiado el encaje de una posible amnistía durante las negociaciones para la investidura de Feijóo aunque la habría descartado en "24 horas".

"DIJE QUE NO Y SIGO DICIENDO QUE NO A CUALQUIER AMNISTÍA"

Feijóo ha intentado este domingo zanjar la crisis abierta sobre el posible indulto a Puigdemont mediante unas declaraciones a los medios en Ferrol. "Voy a ser lo suficientemente contundente: yo he dicho que no, dije que no y sigo diciendo que no a cualquier amnistía".

En cuanto a los indultos, Feijóo ha subrayado que "no se da ni una sola de las condiciones" para indultar a los líderes del 'procés', en línea con el comunicado difundido anoche por su partido, al tiempo que ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de querer "embarrar la campaña" de las elecciones gallegas.

Varios de los cargos del PP consultados no entienden que la dirección del partido haya situado en el epicentro del debate el posible perdón a Puigdemont y que admita en privado que ve dificultades para que se pruebe que el expresidente catalán cometió terrorismo porque, según alegan, es echar por tierra las tesis que públicamente lleva defendiendo Feijóo en las últimas semanas.

De hecho, el desconcierto provocado por esas informaciones que supondrían un giro en la posición del PP ha hecho que algunos dirigentes del partido hayan llegado a preguntarse si todo era "un fake". "Mal explicado y mal interpretado", opina un dirigente que reparte culpas y recuerda que la amnistía "estaba estudiada de antes y no era constitucional".

"HABLAR CON JUNTS FUE UN ERROR DE LIBRO"

Otras fuentes del PP han señalado que al ver los titulares han pensado que todo era una explosión controlada de la información por parte de la cúpula del PP ante la posibilidad de que Puigdemont les tenga "pillados", en alusión a las conversaciones que se produjeron durante el verano para la constitución de la Mesa del Congreso y la posterior investidura de Feijóo.

'Génova' rechazó hace unos meses que se hubiera producido una negociación con Junts y recalcó que solo hubo "un café entre concejales". "Lo que está claro es que hablar con Junts fue un error de libro", sostiene un diputado nacional del PP.

Esta polémica sobre el indulto a Puigdemont se produce poco después de que el expresidente catalán dijera hace unos días que "todo se sabrá" y que si Junts hubiera hecho presidente a Feijóo "todo esto no pasaría", en medio de la investigación abierta por un posible delito de terrorismo en el caso 'Tsumami Democràtic'.

EN LA RECTA FINAL DE LA CAMPAÑA GALLEGA

En las filas del PP no ocultan su inquietud por ver qué recorrido tendrá esta polémica en esta última semana de campaña electoral en Galicia, donde la mayoría de las encuestas coinciden en que Alfonso Rueda revalidará la mayoría absoluta.

Algunas de las fuentes consultadas consideran que este "error" podría afectar a la campaña de Rueda, sobre todo después de ver cómo el Gobierno y Vox no han desaprovechado la oportunidad de atacar al PP y echar más leña al fuego.

Así, varios ministros socialistas se han lanzado contra Feijóo este domingo y se han preguntado si el PP pedirá perdón por "las barbaridades" que les han dicho sobre la amnistía. "Sabíamos que el tiempo nos acabaría dando la razón. Lo que no sabíamos era que Feijóo lo iba a reconocer tan pronto", ha exclamado el ministro de Transporte, Óscar Puente.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha hablado de "gran estafa política". "Es de una gravedad extrema", ha aseverado en el municipio coruñés de Carballo, donde ha acusado al PP de "entrar en el marco político de Sánchez", al plantear la posibilidad de "ofrecer impunidad" a los "golpistas".

EL PP SE CENTRA EN PEDIR RESPONSABILIDADES POR LO OCURRIDO EN BARBATE

En medio de las críticas del Gobierno y de Vox a Feijóo, el PP ha dirigido su acción política hacia Barbate (Cádiz). Así, los 'populares' han anunciado que pedirán la reprobación del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tanto en el Congreso como en el Senado por la gestión de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad (FCSE) a raíz de lo ocurrido, en donde dos guardias civiles murieron y dos resultaron heridos después de que una narcolancha arrollara su zodiac.

El propio Feijóo se desplazará este lunes hasta Barbate, donde mantendrá una reunión con sindicatos y asociaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el Puerto Deportivo, según ha anunciado él mismo en un mitin en Outeiro de Rei (Lugo).

Contador