EA dice que la actuación de Interior está siendo "poco prudente" y cree que se está "crispando" la situación

Actualizado 25/08/2009 14:32:28 CET

EA dice que la actuación de Interior está siendo "poco prudente" y cree que se está "crispando" la situación

Actualizado 25/08/2009 14:32:28 CET

Denuncia que se "quiere cerrar todas las puertas" a la izquierda abertzale y dice que si opta por vías políticas, les apoyarán

BILBAO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de EA, Pello Urizar, afirmó hoy que la actuación del Departamento de Interior durante las fiestas del País Vasco está siendo "poco prudente" y cree que se está "crispando" la situación.

En una entrevista a Herri Irrati-Loyola Media, recogida por Europa Press, se refirió a las palabras del consejero de Interior, Rodolfo Ares, defendiendo la actuación de la Ertzaintza de retirada de símbolos de ETA de las calles del País Vasco.

Urizar afirmó que la actuación que está teniendo el Departamento de Interior durante las fiestas de las localidades vascas está siendo "poco prudente" y se enmarca en "la política de gestos con la que lleva funcionando el nuevo Gobierno desde que empezó".

"Creemos que falta efectividad en algunos temas, como la solución de los problemas económicos, y se centra en el mensaje de que contra la violencia todo, y hasta ahora no se había hecho nada", aseguró.

Urizar indicó que está llegando a una situación de "crispación", en algunos pueblos, aunque es "curioso" que "no en todos". "Es una herramienta harto conocida por todos que no tiene buenos resultados y que sólo lleva a crispar a la gente normal y que sólo lleva a cosas como lo que ha podido pasar en Gernika", manifestó.

El dirigente de EA afirmó que en esa localidad, a partir de un "trikipoteo de 12 ó 15 personas", se llegó a "una pelea callejera casi de cientos de personas, donde personas no sospechosas de ninguna de las maneras de ser violentas se encontraron en medio de la tangana y se dio una situación bastante grave, porque hubo heridos y gente muy enfadada y dispuesta a presentar denuncias".

Urizar manifestó que la intención del alcalde de Gernika, José Mari Gorroño, no ha sido la de "crear polémica", sino que entendió que la situación en el municipio había sido "grave" y había que "denunciarlo". A su juicio, ni su voluntad, ni la de EA fue la de criticar a la institución de la Ertzaintza y añadió que el PSE ha tratado de "justificar lo injustificable". Añadió que lo único que quería Gorroño era que se utilizase "el sentido común y se dejase al pueblo disfrutar de las fiestas".

A su juicio, hay que tener "mucho cuidado antes de entrar en estas dinámicas" y aseguró que la Ertzaintza tiene que "ser prudente y puede ser prudente" y debe actuar "bajo la responsabilidad" que tiene.

"CRISPANDO"

Urizar manifestó que se están dando "más movilizaciones que nunca y más carteles que nunca, que se quitan y se vuelven a poner" y, en su opinión, se está activando "algo que estaba casi completamente desactivado y se está crispando la situación". Urizar indicó que no ha ocurrido en todos los pueblos, porque en algunos "no ha pasado nada", pero "otros se han querido convertir en centro de atención y por no querer utilizar la prudencia se han convertido en centro de atención".

Ante la posibilidad de que se consideren delito las manifestaciones a favor de los presos, Urizar se preguntó cómo va a ser delito, "si el acercamiento de los presos está contemplado en la ley".

"Si queremos convertir todo en una amalgama, e incluso ideologizar los delitos, al final pasará que ser nacionalista o tener las mismas ideas que la izquierda abertzale, u objetivos similares, se va a convertir en delito y antes o después nosotros también entraremos en ese grupo", señaló.

En relación a la izquierda abertzale, el dirigente de EA afirmó que, en los últimos meses, se les quiere "cerrar todas las puertas". "Ya se ve la respuesta que ha venido de Europa, cómo se ha agarrado el Gobierno vasco y el español a esa respuesta y las últimas afirmaciones, en las que, ni una condena de la violencia, se va a permitir el funcionamiento de la izquierda abertzale". "Nosotros somos contrarios a esas manifestaciones", aseguró.

A su juicio, las únicas vías son las "políticas" y, si la izquierda abertzale decide utilizarlas, EA apoyará para que "eso sea así". Urizar afirmó que no se le puede pedir a nadie que sea "sumiso y que tenga que pasar por ciertos aros ideológicos" y denunció que los socialistas han hecho sus "cálculos electorales" y le viene "mejor" que ese mundo "no esté activo". A su juicio, ése es el motivo por el que antes "valía" la condena para que la izquierda abertzale pudiera participar en unas elecciones y ahora no es suficiente.

"En 2001, PP y PSOE vieron que con un enfrentamiento electoral directo con el nacionalismo no tenían posibilidades de sacar la mayoría y ahora lo han conseguido", aseguró.

POLO SOBERANISTA

En relación a posible creación de un polo soberanista, Urizar manifestó que su partido siempre ha defendido un "trabajo común" entre formaciones abertzales sobre dos premisas, una la utilización de vías "exclusivamente políticas y pacíficas" y la otra que el objetivo sea el derecho a decidir, la autodeterminación y la creación de un estado vasco en Europa.

Urizar manifestó que, si no se comparten esas dos "líneas claras", no se puede dar un acuerdo "mínimo". A su juicio, es necesario que todos los partidos abertzales se sienten a lo largo de una mesa, plantear propuestas y ver "qué capacidad se tiene de dejar los pelos en la gatera" y la voluntad de cada una de las partes.

Por otra parte, en relación al debate sobre los Presupuestos, defendió que EA está a la espera de lo que propone el Gobierno vasco y aseguró que su partido siempre ha mantenido una postura "constructiva". No obstante, mostró cierto escepticismo ante las propuestas que vaya a plantear el Ejecutivo de López, teniendo en cuenta que "los primeros acuerdos van a tener que realizarlos con el PP". "Vamos a ver qué recorrido tiene", afirmó.

En relación a los 100 primeros días del Gobierno vasco, se mostró crítico porque no se están viendo propuestas concretas sino "intenciones", y se crean foros o mesas de diálogo, que empiezan "cojas" porque no participan los sindicatos ELA y LAB, en relación al diálogo social. A su juicio, el Ejecutivo debe definir esas propuestas y ponerlas "en papel" para que se concreten.

Por otra parte, indicó que habrá que ver si se lleva a cabo finalmente la segunda fase de contactos del PNV para hablar sobre su propuesta de acuerdo de estabilidad institucional y presupuestaria porque el PSE y el PP fueron "bastante críticos" porque la cuestión era "quién lleva la batuta y quién marca ritmo".