Actualizado 27/06/2016 18:33

Elecciones 26J: ¿Cuándo se conocerán los votos de los residentes en el extranjero?

Papeletas en un colegio electoral
Papeletas en un colegio electoral - EUROPA PRESS

MADRID, 27 (EDIZIONES)

El Partido Popular ha sido el claro ganador de las elecciones celebradas el pasado domingo, logrando 137 escaños y con el 92,1% de los votos escrutados, a falta de computar el voto exterior.

CUÁNDO SE EFECTÚA EL RECUENTO

Debido a las quejas y numerosos problemas que ha presentado el voto rogado fuera de las fronteras españolas, la Junta Central Electoral (JEC) se ha visto obligada a fijar la fecha del 29 de junio como entrega del voto de los emigrantes.

Según el calendario inicial, los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), el plazo para votar se situaba entre el 21 y el 24 de junio, pero el PP pidió una prórroga que fue aceptada por la Junta Electoral al valorar que "concurrían circunstancias excepcionales" y con el objetivo primordial de "facilitar lo máximo posible el derecho de sufragio de estos españoles".

Posteriormente, la JEC instó a la Dirección General de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares y Migratorios a tomar "todas las medidas necesarias" para que los sobres con los votos de los electores puedan estar a disposición de Correos antes de las 13 horas del martes 28 de junio, de manera que ésta pueda realizar la entrega a las respectivas Juntas Electorales Provinciales antes de las 8 de la mañana del día siguiente.

HABRÁ UN INFORME ESPECÍFICO SOBRE EL VOTO EXTERIOR

Como novedad, y en respuesta a las quejas de las Comisiones Obreras, la Junta Electoral Central ya manifestó su intención de realizar un informe específico sobre los votos que se se efectúen en el extranjero con el objetivo de elevarlo a las Cortes Generales y al Gobierno que resulte tras estas elecciones.

La JEC asegura ser "consciente" de las " dificultades" que ha planteado el voto por correo para todas aquellas personas residentes fuera de España. De ahí, el gran desplome que había sufrido el voto CERA y que las quejas no hicieran nada más que aumentar elección tras elección desde que en 2011 saliera a la luz el llamado voto rogado, que obliga a los emigrados a pedir el ejercicio del sufragio como condición 'sine qua non' para poder votar.

Esta iniciativa, incluida en la reforma laboral del PP, PSOE, CIU y PNV, pretende poner fin a la problemática latente entre los emigrados y acabar con los casos de fraude que ya habían hecho mella en elecciones de años anteriores.

A pesar de que se ha producido un incremento de solicitudes para ejercer el derecho al sugragio y de que existe un censo de residentes de casi dos millones, se ha constatado que no se superarán los 100.000 votos, confirmando la tendencia descendente a la que se dirige el voto CERA.